Dio regresa a nuestro país en forma de holograma, enviaré el mío para ver el show…

Nadie duda que la tecnología nos ha dado muchas alegrías en los últimos años. No podíamos ni imaginar cómo iba a evolucionar nuestro entorno, el cambio que ha experimentado el mundo en apenas 30 años ha sido brutal. Ahora bien no todos los avances tecnológicos son palaba de Dios; a veces un avance significa un retroceso.
Salta a la palestra hace poco la noticia de que una gira muy especial llamada “Dio Returns”, recalará en nuestro país. Este tour lo formarán los músicos Simon Wright, Scott Warren y Craig Goldy, todos ellos ex-Dio, y por último Bjorn Englen (ex-Yngwie Malmsteen). Hasta ahí todo normal salvo por una salvedad, en unas cuantas canciones aparecerá el fallecido Ronnie James Dio en forma de holograma; y aquí la hemos cagado.
Sinceramente me parece una de las mayores aberraciones de la historia de la música contemporánea. Llamadme anticuado, chapado a la antigua, pero ver un muñeco de Dio paseándose por los escenarios de medio mundo, incluido nuestro país, me parece una mierda de dimensiones estratosféricas.
Se abren muchos frentes con este show, que os recuerdo que ya comenzó su andadura hace tiempo por U.S.A. El primero de ellos es el manchar el legado e imagen de Dio. Es difícil manchar la figura de un grande como él, uno de los mejores cantantes de la historia, pero creo que con esta iniciativa, su leyenda es tocada y convertida en algo parecido a un circo. Me sorprende como su mujer Wendy, ha dado el ok a todo esto. Se muestra orgullosa y enfatiza que Dio así lo querría; tal vez a él no le importara, pero aportar no aporta nada en absoluto a su carrera.
Por otro lado está la maltrecha escena rockera, sobre todo en este país. Entre tributos, festivales etc… y ahora hologramas, nadie pero nadie, va a apostar por las bandas emergentes. Aunque parezca increíble si se ha hecho esta gira, es porque se tiene la certeza de que la peña responderá, y que muchos de los que se rasgan las vestiduras en redes sociales por este show, irá a verlo. Con esta nueva forma de ver el espectáculo, muchos promotores apostarán por esto, sin arriesgar nada y asegurar que con un holograma mucha gente irá a ver a sus ídolos. No creo que tarde mucho en haber gira de Freddie Mercury, Lemmy o Jim Morrison. La muerte mercantilizada hasta niveles extremos.
Por último la gran dañada de todo esto es la música en general. La quintaesencia del rock es el directo. En él se palpa las verdaderas cualidades del músico, su tensión, sudor, nervios etc… Hasta el fallo en si tiene su encanto, y ver como el artista se recupera en las tablas y da el do de pecho ante su público; si esta deriva va por ahí todo esto se perderá.
No quiero ser alarmista con este pequeño artículo, pero creo que debemos curarnos en salud con estas cosas, antes de que sea demasiado tarde y todo se vaya literalmente al carajo.
Lo dicho Dio vendrá en forma de holograma, y yo mandaré al mío para ver este bochornoso show.
Os dejo un vídeo de él, así es como a mí me gusta recordarlo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *