Historia y leyendas: Ghost y su fluido maligno, “Miasma”

El último álbum de Ghost, “Prequelle”, se ha convertido por méritos propios en un éxito para la banda escandinava. Entre los temazos que contiene nos encontramos con una canción de gran nivel, que sobresale por encima de todas: “Miasma”. Hoy nos vamos a detener en el significado de este término.

Nos encontramos ante una palabra que antiguamente tenía un significado que se conectaba directamente con lo maligno.

En un principio debemos entender por “miasma”, como el mal olor desprendido de los cuerpos y materias corrompidas.   En el siglo XVII se elaboró una teoría llamada “Miasmática”, creada por Thomas Sydenham y Giovanni María Lancisi, que aseguraban que la emanación fétida de suelos y aguas impuras causaban enfermedades.

Durante años se creyó que las emanaciones pútridas de los cadáveres causaban enfermedades y se asociaba con el mal. Habría que ir al origen de la palabra para comprender del todo como llegó esta creencia a la sociedad.

En la mitología griega, el vocablo “miasma”, significaba contaminación. Se trataba de un vapor o mal aire que era enviado por los dioses, que tenía vida propia, y que solo podía ser elimiando con la muerte en sacrifico de lo malo, es decir, había que reparar el daño hecho.

En Roma se entendía lo mismo, las epidemias eran castigos divinos y mediante rituales y sacrificios había que calmar a los dioses.

Volviendo a la teoría miasmática antes comentada, ha quedado obsoleta por la Teoría microbiana de la enfermedad, en la que se establece que los microorganismos son los causantes de una amplia gama de enfermedades.

Ya sabéis, yo de vosotros abriría las ventanas al escuchar lo nuevo de Ghost.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *