Historias bizarras: El día que Janis Joplin golpeó con una botella en la cabeza a Jim Morrison

La década de los 60 dio el pistoletazo de salida a los excesos dentro del mundo del rock. Los músicos, artistas y demás abrazaban tanto la música, como el sexo desenfrenado y la droga sin límites. Dos de sus máximos representantes fueron: Janis Joplin y Jim Morrison.

Cuentan las malas lenguas, que Joplin y Morrison tuvieron un encuentro desafortunado al conocerse allá a finales de los 60 en la Costa Oeste de Estados Unidos. Una noche de desenfreno, Morrison quiso tener relaciones sexuales con Joplin a toda costa, y la cosa no le salió muy bien.

Jim Morrison tenía un carácter violento cuando bebía, aquella noche ebrio hasta las trancas empezó a tratar mal a Janis Joplin. Ella lo rechazó y él se sobrepasó con ella tocándola. Jani Joplin le comentó a su amigo Paul Rothchild que debían largarse de allí. Se dirigieron hacia el coche que tenían en un parking, Rotchild dejó sola Joplin para ir a por una última copa. Morrison estaba escondido y aprovechó que la cantante estaba sola para abalanzarse hacía ella, la cogió por el pelo y la intentó meter en el coche a la fuerza. Joplin agarró una botella y la reventó en la cabeza del líder de The Doors, quedando inconsciente.

Al día siguiente como si nada Jim Morrison llamó por teléfono a Paul Rothchild para que le diera su número y volver a verla, Rothchild le contestó: “Janis no cree que sea una buena idea que se vuelvan a ver”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *