The Razor’s Edge” (AC/DC), o como me hice rockero hasta las trancas

Año 1990 yo era un tierno adolescente aún por definir en lo que respecta los gustos musicales. Si bien el rock siempre me había atraído, no sería hasta la llegada de este disco cuando me convertí definitivamente en un fanático del rock. “The Razor’s Edge” supuso mi transformación definitiva a rockero, antes de mutar a metalero con el disco “Master Of Pupperts” de Metallica.

El 24 de septiembre de 1990, AC/DC lanza este álbum, y como primer sencillo, la que para mí es uno de los temas definitivos de la historia del hard rock, “Thunderstruck”. Me quedé estupefacto al oír las escalas de la guitarra de Angus Young, subiendo y bajando por el mástil de su guitarra como un loco. Si a eso se le suma la palabra “thunder!” gritada con tanta fuerza a lo largo del tema, sencillamente me hizo arrodillarme y convertirme a la orden de los caballeros del rock.

Analizando el disco, es de todos sabido que no es de lo mejorcito de la banda. Hay temas muy buenos, como además del ya comentado “Thunderstruck”, podemos destacar “Moneytalks”, “Fire Your Guns” o “Are You Ready”, pero en líneas generales es un disco bastante lineal y no aporta demasiadas cosas a la carrera de la formación; pero curiosamente es uno de mis preferidos, sus canciones son parte de la banda sonora de mi vida y eso no hay disco que pueda superarlo, por muy superior que pueda ser con respecto a éste.

El disco si fue muy comercial para AC/DC, llegando al número 2 de Billboard y vendiendo de una tirada más de 5 millones de ejemplares sólo en U.S.A. Bruce Fairbairn y Malcolm Young produjeron el álbum recogiendo un sonido muy hard, mostrando la cara más metálica de la banda.

Las críticas fueron desiguales, por un lado se acogió de buen grado la fuerza que emanaba el álbum, pero se les criticó la falta de ideas, y el no haber echado mano de recursos menos hard, y haber utilizado un rock más convencional y básico del que ellos son maestros.

Si las críticas fueron dispares, lo que fue un verdadero y brutal éxito fue la gira de presentación del disco, siendo el cénit de la misma el brutal festival Monster Of Rock de Donington donde fueron cabezas de cartel y les sirvió para grabar algunos temas que compondrían el directo “AC/DC Live” que editaron en 1992.

Paradojas de la vida en este disco y gira se encontraba a la batería Chris Slade que como ya todos sabéis ha reemplazado en la actualidad al ínclito Phil Rudd, debido a sus graves problemas con la justicia australiana.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *