Las brujas de Praga (“Witch Hunt” – Rush)

La noche del 30 abril es una fecha muy especial para la ciudad de Praga (República Checa), ya que se festeja San Felipe y San Santiago. La leyenda cuenta que esa misma noche se reúnen las brujas en la cima de las montañas para realizar su particular aquelarre.


Debemos remontarnos a los siglos XVI y XVII época de apogeo de la Inquisición para encontrar el origen de esta leyenda. En esos tiempos se erige la figura amenazadora de Jindrich Boblig, inquisidor de la región, que se dedicó a la caza de brujas y su exterminio durante buen tiempo.


Bobling aseguraba en sus juicios sumarios que ciertas mujeres, sobre todo mendigas, volaban con escobas, organizaban aquelarres y realizaban toda clase de prácticas libidinosas con el diablo como principal protagonista.


Una de sus hazañas más famosas fue la persecución y quema posterior, bajo tortura, del cura Krystof Alosi, que estaba en contra de las locuras a las que sometía Bobling a las mujeres, y se erigió en su mayor azote. Ni que decir tiene que el ínclito inquisidor de la zona lo capturó, y le hizo confesar sus simpatías hacía el demonio y lo quemó públicamente en la ciudad de Mohelcine.


De todo esto surge la noche de quema de brujas en Praga, asegurando los habitantes de la zona que en esas horas las brujas vagan libres por la ciudad, y los checos se protegen con amuletos y otros utensilios. Además se realizan multitud de fogatas para emular la quema de las mismas.


Hemos querido musicalizar este artículo con el tema de Rush “Witch Hunt”, en el que se hace hincapié en el tema de la Inquisición y en la cacería de brujas.


Se trata de uno de los temas más oscuros de su discografía. Este corte inserto en el álbum “Moving Pictures”, pone el acento en cómo se puede manipular a la gente utilizando el miedo para dominarlos y hacerles partícipes de barbaries como la persecución y posterior quema de mujeres.
El subtítulo del tema “Part III of Fear”, lo dice todo sobre lo que querían conseguir los canadienses con esta canción.


Aquí os lo dejamos, y ya sabéis la noche del 30 de abril en Praga hay movida.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*