Bajamos con Watain al infierno más tenebroso

Ya se pueden catalogar de leyendas. El black metal tantas veces ávido de referentes en su ideario, ha encontrado en los suecos Watain el heraldo, guía espiritual o cómo quiera llamarse, totalmente definitivo; pocas bandas como los suecos enarbolan la esencia y parafernalia propias de un género tendente a autodestruirse y renacer continuamente.

El trío diabólico formado por Erik Danielsson, Pelle Forsberg y Hakan Jonsson, nos lanzan a la cara un álbum directo, brutal y sin concesiones. Nos encontramos ante la obra más corta de Watain, tan solo 34 minutos, pero que son suficientes para marcarse un discazo de muy señor mío.

Oscuridad tortuosa, virulencia, agresividad y riff asesinos son el menú que han preparado en este “Trident Wolf Eclipse”. Todo suena a insano, demente pero a la vez muy embaucador y atrayente; solo apto para estómagos fuertes.

Su carta de presentación es el single “Nuclear Alchemy”, en donde Danielsson lanza un artefacto doloroso a todo bicho viviente, dejándonos bien a las claras lo que nos va deparar la audición de este álbum. Otros cortes que siguen la senda ya descrita por el primer tema son “Sacred Damnation”, “Ultra (Pandemoniac)”, o la salvaje “Teufelsreich”.

Destacaremos el corte “Furor Diabolicus” en donde se dan la mano ramalazos punk, con fases más oscuras, lentas y desasosegantes; un corte de lo mejor del álbum .
Por último reseñar el medio tiempo que cierra el disco “The Fire Of Power”, que te deja con el regusto de querer más putridez en tus oídos.

Si estáis por Barcelona por primavera no os perdáis su actuación en el Primavera Sound, todo puede pasar con Watain dando vueltas presentando este discazo entre tanto hípster gafapasta.

Sello: Century Media

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *