[Crítica] Led Zeppelin – “Celebration Day”

¿Dónde estabas la noche del 6 de diciembre de 2007?, piensa, piensa; es una noche que yo de ti recordaría (siempre que te guste la buena música, claro está). En esa fecha, en el O2 Arena de Londres, los dioses del rock, Led Zeppelin, hacían acto de presencia para realizar (eso lo sabemos ahora), lo que a lo postre sería su último concierto.

Cinco años hemos tenido que esperar, para poder vivir, y sentir, lo que esa noche presenciaron 18.000 afortunados fans. Dicho concierto fue ideado en principio para rendir tributo a Ahmet Ertegun (fundador y presidente de Atlantic Records), pero todas las expectativas se desbordaron (veinte millones de peticiones para asistir al evento) y lo que iba a ser una pequeña actuación, se convirtió en uno de los mejores conciertos de la historia reciente del rock.

Robert Plant, Jimmy Page, John Paul Jones y Jason Bonham llevaron al paroxismo a todos los presentes, sonaron esa noche como los Zeppelin del inicio de su carrera, todo pareció confabularse para crear un momento lleno de magia y música eterna. Sí, ya lo sé, todos estaban mayores, (salvo Jason claro está), el tiempo no pasa en balde para nadie, pero seguían manteniendo la esencia, el saber estar y la clase de las superestrellas.

Plant no tiene ya esa gran voz que nos embelesaba a todos, pero su pose, figura y presencia escénica se mantenían intactas; Page estaba pletórico, tocó las seis cuerdas de su guitarra como nunca; ver a John Paul Jones con su bajo y los teclados resultaba emotivo y evocador a la vez, nunca un músico en segundo plano estuvo tan presente. Y qué decir de Jason Bonham, nos trajo el espíritu de su padre, allí estaba junto a él, John Bonham, tocó de maravilla ante el concierto más importante de su carrera. No hablaré nada especial de los temas que allí tocaron, es casi un insulto analizar su música, “Ramble On”, “Black Dog”, “No Quarter” o “Whole Lotta Love” por decir algunas, ya hablan por sí solas, no necesitan que nadie escriba por ellas.

EL 20 de noviembre del pasado año, se lanzó en múltiples formatos el concierto, aconsejo a los fans y no tan fans, que vean primero el DVD para no perderse ni un ápice de la magia que allí se vivió, y ya después disfrutar del doble cd, en total 16 grandiosas canciones.

Si tienes un día malo y no sabes como arreglarlo, ponte este concierto y estoy seguro que volverás a sonreir, cosas así se ven pocas veces en la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *