“Joy As An Act Of Resistance”, la reinvención del punk por Idles

Sin lugar a dudas, y por méritos propios, el segundo larga duración de los británicos Idles ha sido una de las sorpresas del pasado año. Cuesta enmarcar y darle nombre a la catarata de sonidos que nos presentan Joe Talbot y cía; lo mejor es darle al play y disfrutar. 

El puñado de temas que componen este discarral, te hace poner en duda tus conocimientos de música, y la única opción que te queda es disfrutar sin más. Idles son algo más que punk, post-punk, no sé, llámalo cómo quieras… Lo que queda claro es que su música va como anillo al dedo con el sentir de los tiempos, y refleja tanto la desidia como el coraje para afrontar los acontecimientos con los que tenemos que lidiar cada día. 

Desde el comienzo con “Colossus”, el aroma oscuro y embriagador de su música nihilista entra en tus venas y no te deja respirar hasta el final del álbum. 

El disco se mueve plácidamente entre pasajes de transición, tranquilos para estallar luego en el punk más rabioso y destructivo, toda una montaña rusa de emociones. Temas que corroboran esto son: “Danny Nedelko”, “I’m Scum”, o la fantástica “June” dedicada al hijo recién nacido de John Talbot fallecido recientemente. 

Todo un señor disco que posiciona a Idles como una de las bandas a tener muy en cuenta en la próxima década. 

Sello: Partisan/Pias

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*