La brutal oscuridad de Ósserp ataca de nuevo

El debut de los catalanes Ósserp llamado “Sang I Sutge”, no dejó indiferente a nadie. Pocas bandas a nivel estatal han llegado tan alto en el reconocimiento de la crítica, con un álbum de metal extremo y además cantado en catalán. Una vez más se pudo comprobar que la música bien hecha, no entiende de lenguas y al final lo único que importa es saber trasladar tu mensaje como es debido, siendo totalmente indiferente en la lengua en que se haga.

Llegados a este punto solo nos cabía esperar al nuevo larga duración de la banda. Casi siempre el segundo álbum de la banda sirve para afianzar el mensaje lanzado por la banda en su ópera prima, o en su defecto desnudar las vergüenzas y comprobar que lo vislumbrado en el primer disco era solo flor de un día.

Ósserp  nos llegan ahora con “Al Meu Pas S’Alça La Mort”, y han firmado una obra si cabe aún más grande que su predecesora, dando la razón a los que apostábamos por decir que era una formación con mucho que decir en el metal extremo de nuestro país.

Este álbum es un salto cualitativo en la producción del mismo, no queremos decir que el anterior fuera malo en ese sentido, simplemente este lo supera. La sensación que se tiene con esta banda es que se manejan como les da la gana por el mundo del extremo, no se inmutan, y cambian de registro lo que les sale de las pelotas.

Desde el comienzo con la death metalera “Entre Regnes”, todo es así. Pasan por tamices blackers en temas como “Caça Furtiva” o “La Falç de Saturn”, y todo lo engalanan con un aroma de grindcore que echa para atrás.

Para terminar me quedo con el tema que cierra el disco, “El Buit”, una oda a la transgresión que les hace merecedores de quitarse el sombrero, y desear que su carrera siga por estos derroteros; GRANDES ÓSSERP!!

Sello: Varios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *