The W.A.B: “Se valora poco el trabajo de la gente que hace música”

Llegan Mautorland The W.A.B. brutal punk en vena. No os perdáis la entrevista.

Para quien nos os conozcan, contadnos los orígenes de The W.A.B.

(Alëksa) La semilla surgió después de conocernos en un festival. Ahí ya fantaseamos: “Molaba estar en el escenario para gritarles a todos estos que son unos idiotas”. Yo nunca había tocado un instrumento en mi vida, pero al cabo de unos meses ya estábamos haciendo ruido en el garaje creando nuestros primeros temas. Y cerca de un año y medio después aquí estamos.

(Drake) Yo había estado en otras bandas y llevaba un tiempo sin tocar. Estaba quemado. La escena me parece muy políticamente correcta, muy acorde a esta época donde se prohíbe todo para no ofender. Nadie quiere molestar y W.A.B. surge por una necesidad de romper con eso.

¿Por qué este nombre para el grupo? 

(Drake) Bueno, somos un blanco y una negra, no había mejor nombre que nos definiera que White And Black.

(Alëksa) Además queríamos que la banda siguiera una línea artística en blanco y negro, como algo característico que nos definiera. El nombre lo teníamos delante de nuestras narices.

 

Os definís con brutal punk rock, habladnos de esta denominación.

(Drake) Bueno, yo soy muy ramoniano a la hora de componer, es decir, sencillo y directo; al mismo tiempo siempre me ha tirado el metal por su fuerza, pero me aburren los solos eternos, las partes largas porque sí y todo ese rollo de a ver quién es más virtuoso. Yo desde luego no lo soy, pero no me iba a quedar sin hacer música bruta por ello. Asique con W.A.B. busco dotar a esas estructuras sencillas de un “punch” extra, con afinaciones graves, voces casi guturales… Nosotros lo llamamos Brutal-Punk.

(Alëksa) Una vez más queríamos algo que nos definiera y cómo están muy de moda las etiquetas pues que mejor que ponérsela uno mismo ¿no? La primera vez que tocamos en directo nos dijeron que éramos “brutales”. Ahí teníamos la definición que buscábamos.

¿Os resulta complicado ser una banda de solo dos miembros? 

(Alëksa) Para cargar y descargar, porque llevamos equipo como si fuéramos una banda de cinco (risas). Fuera de eso, la realidad es que nos da mucha libertad ser un dúo: para viajar, para ponernos de acuerdo, para follarnos en medio de los ensayos… ¡todo son ventajas! Además tenemos formas de componer bastante diferentes y eso nos hace complementarnos muy bien corrigiendo los “defectos” del otro.

(Drake) Ser sólo dos tiene sus limitaciones en cuanto a sonido, hay cosas que no puedes hacer para que la “pared sónica” que intentamos crear no se venga abajo. Tenemos que tener mucho cuidado con eso. Pero bueno, cuando nos escuchan en directo siempre nos dicen que sonamos como una banda de 4 o 5, asique parece que lo solventamos bastante bien.

Tenéis un primer álbum en la calle llamado  “…And Kill The Worms”, contadnos cómo ha sido la creación de este trabajo…

(Drake) Una puta locura de horas… Imagínate, grabar nosotros mismos mientras íbamos aprendiendo cómo hacerlo. Juntamos en el garaje donde ensayamos una vieja mesa de mezclas, una tarjeta de sonido que nos costó 50€ y algunos micros que había robado hace años en el instituto. Ese fué nuestro estudio de grabación. Luego tocó armarse de mucha paciencia para que de ahí saliera lo que buscábamos. Ha sido una experiencia alucinante todo el proceso, a veces dormíamos en el local y todo.

(Alëksa) Después de un tiempo ensayando ya teníamos algunos temas y queríamos tener algo por ahí viajando como carta de presentación. No teníamos dinero pero sí muchas ganas de sacar adelante nuestra música. Lo que acabó ocurriendo es que durante el proceso de grabación fueron saliendo temas nuevos y al final acabamos desechando la mayoría de los que planeamos grabar en un principio. Yo personalmente me he quedado muy satisfecha con cómo suena el disco teniendo en cuenta los medios que había. De hecho mucha gente nos ha preguntado por el sonido, con un toque old school pero actual al mismo tiempo, y cuando nos preguntan en qué estudio grabamos… te dices a ti misma “algo habremos hecho bien”.

¿Qué opináis de las bandas tributo?

(Alëksa) Los tributos son un fenómeno más de esta especie de revival, de culto a lo de antes. La gente sigue anclada en el pasado y los músicos muchas veces van a lo fácil, no se arriesgan a crear y así la música se muere. Aún no hace mucho, vi que hasta hay un tributo a GG Allin… me gustaría ver si se mete de verdad en el personaje y se come su mierda como hacía él (risas). No sé, me parece todo muy ridículo eso de disfrazarse de otra persona. Además es gracioso ver los carteles de esta gente usando el logo original de la banda en grande y en letra minúscula la “aclaración” de tributo. Eso sí que es publicidad engañosa y no los anuncios de la tele.

(Drake) Yo lo que me pregunto es qué le ocurre al mundo del rock para que haya tanta banda tributo. Eso me lleva a señalar al público, que son quienes deciden qué apoyar y qué no. Todos los que se dicen rockeros, metaleros, punkis… ellos son los culpables. Ellos deciden pagar 15€ por un tributo, o 100€ por un festival con el mismo cartel refrito de siempre y no 5€ por descubrir una nueva banda. La mayoría siguen apoyando el pasado: bandas tributo, bandas de viejos que se arrastran por el escenario por llamarse Metallica, Discharge… todo se reduce al nombre de una marca. El rock ‘n’ roll siempre ha sido una gran maquinaria capitalista con tintes de rebeldía, pero ahora solo se busca seguir exprimiendo la gallina de los huevos de oro y cuando se acabe no habrá nada.

¿Cómo veis la vida de un rockero en nuestro país? 

(Alëksa) Yo creo que se valora poco el trabajo de la gente que hace música, que invierte dinero y tiempo en ello. Por parte del público no hay una apuesta por las nuevas generaciones y por parte de las bandas la oferta tampoco se puede decir que sea de calidad en su gran mayoría. Ahora hay muchísimas bandas, algunas muy buenas, pero muchas bandas de mierda también. Eso ha hecho que el nivel haya bajado, que el público ya no sepa qué elegir… y en definitiva que la gente joven tenga la cabeza lejos del rock ahora mismo.

(Drake) ¿Sabes que pasa? Que antes supongo que la gente tenía ganas de experimentar, de comerse el mundo y el rock era el tren al que tenías que subirte. Ahora que dicen que todo está inventado ya nadie quiere ser salvaje… Entonces, eso, la vida de un rockero actualmente la veo deprimente. El tema de tocar en directo está muy precarizado, ya tienes casi que mendigar para poder tocar; en los garitos y en los medios solo escuchas pachangueo o los mismos temas rock de siempre (que sí, “Bohemian Rapsody” es una puta obra maestra, pero joder si me la pones a todas horas me dan ganas de arrancarme las orejas); luego en las bandas veo mucho virtuoso y poco artista. Veo todo como muy vacío, sin el espíritu alborotador de otras épocas. No se si decir que el rock ha muerto, pero desde luego ha perdido mucho terreno en las nuevas generaciones porque no se ha sabido reinventar. Me río yo de los de los que en los 80 decían que no tenían medios y todo eso… ahora hay de todo y no hay de nada.

Contadnos vuestros planes para lo que queda de 2018…

(Drake) Pues en principio lanzar unos dos videoclips más y tocar donde surja.

(Alëksa) Sobre todo estamos centrados en planificar la gira europea para el año que viene. Es mucho curro el que implica una banda autogestionada y tenemos que estar atentos a mil historias.

Un disco sin el que no podríais vivir…

(Alëksa) Yo no escucho discos, soy más de juntar canciones de bandas que me gustan. Soy una millenial.

(Drake) Hay muchos discos importantes en mi vida, pero hay uno que le tengo especial cariño porque llegó a mis manos con 10 años y dió un vuelco a mi cabeza. El Never mind the bollocks de los Pistols. Sin duda ése disco cambió mi vida para siempre. Recuerdo que ese año en la escuela nos pidieron para clase llevar algo de la música que escuchábamos y yo llevé ese disco. Que careto se les quedó. Los demás niños de la clase no entendían aquello…

Un deseo…

(Alëksa) Poder sacar adelante la gira por Europa. Es un reto para nosotros.

(Drake) Que se muera Hetfield de una vez y de paso que se lleve a Axl Rose con él.

Alguien debería de hacer una especie de purga entre todas las viejas glorias.

Para los seguidores de Mautorland, ¿por qué deberían escuchar la música de The W.A.B.?

(Drake) Ahora se supone que deberíamos dar un montón de razones para que nos escuchen, que merecemos la pena y todo ese rollo. No nos va eso. Si quieres escúchanos, sino vete a la mierda.

(Alëksa) Preferimos que lo descubran ellos mismos. Muchas gracias a quienes hayan leído hasta aquí y, por supuesto, gracias a ti Antonio por la entrevista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *