“Baba O’Riley”, la fusión de dos personalidades por The Who

 

Puede tener el sonido de un sintetizador alma? Eso es al menos lo que quiso conseguir Peter Twonshend al escribir el tema “Baba O’Riley”, al introducir en un sintetizador la fecha de nacimiento de Meher Baba, un maestro de la filosofía hindú, y surgir las notas musicales correspondientes a esta serie numérica. Posteriormente el propio Townshend terminó esta famosa intro con un órgano Lowrey Berkshire Deluxe TBO-1.
Pero comencemos por el principio. El tema “Baba O’ Riley”, nace de la historia de un fracaso que curiosamente desembocó en el éxito sin paliativos de este tema inmortal del rock. Townshend escribió originariamente este tema para una ópera rock que llevaba por título “Lifehouse”. Dicha ópera nunca llegó a buen puerto y antes de desaparecer definitivamente se pudieron rescatar una serie de temas, que pasarían a formar parte del repertorio de The Who, ubicadas finalmente en el álbum “Who’s Next”, una de ellas fue “Baba O’ Riley”.

Para hablar del tema, primer debemos comentar el significado del nombre de la canción. Se trata de la unión entre dos nombres importantes para Peter Twonshend, por un lado el ya comentado Meher Baba y por otro el músico minimalista Terry Riley. El enfoque creativo del tema fue basado en la manera de trabajar de este músico, y de ahí su aparición también en el nombre del tema.

La canción fue conocida durante mucho tiempo de manera oficiosa “Teenage Wasteland”, una frase que se repite varias veces en una de las partes del corte. La aportación de Keith Moon, batería de la banda, fue primordial, al aconsejar y proponer la inserción en la coda final del disco, de un violín a modo de homenaje al folk irlandés. Este pasaje lo interpretó Dave Arbus y ojo el piano de la intro está tocado por las manos de nada menos que Keith Richards. Un tema increíble con tanto genio junto.

En directo la parte del violín, la sustituía Roger Daltrey tocando la armónica. Esta parte final es también un homenaje al místico hindú Meher Baba anteriormente comentado.

La introducción del sonido del sintetizador fue algo totalmente revolucionario en el mundo del rock de la época. Lanzar un disco como “Who’s Next” en 1971, abriéndolo con un tema como este y encima con una intro de corte electrónico, no era bien visto por los productores e incluso integrantes de la banda, Peter Townshend insistió en que tenía que ser así, y acertó de pleno en ello.

La vida de la canción ha sido espectacular, encontrándose en todas las listas hechas sobre los mejores temas de la historia del rock. Además hay que añadir las versiones realizadas por multitud de bandas como Pearl Jam, Nirvana, Mr. Big, Dream Theater etc… por nombrar algunos.

Un tema inmortal, en donde la genialidad de Peter Townshend llegó a cotas difíciles de superar. La historia de una canción que nació como un fracaso y revivió como un éxito sin paliativos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *