5 de abril: Un día maldito para la historia del rock

Por extrañas circunstancias de la vida, hay casualidades de difícil explicación, pero que aún así se dan y no sabemos el por qué. Ayer caí en la cuenta que tres importantísimos músicos de la historia del rock, habían muerto por diferentes causas en un mismo día; eso sí en diferentes años. El 5 de abril es el funesto nexo de conexión entre Kurt Cobain, Cozy Powell y Layne Staley. Pasemos a recordar de manera somera que ocurrió ese horrible día en cada una de sus vidas.

KURT COBAIN

El líder de Nirvana falleció según la estimación de los médicos forenses un 5 de abril de 1994. Decimos esto, ya que fue hallado su cuerpo sin vida tres días después en su casa de Seattle. Kobain venía de estar en una clínica de desintoxicación llamada Centro de Recuperación Exodus de Marina del Rey (California) y nada hacía pensar en el fatal desenlace unos días después.

Kobain fue hallado con evidentes muestras de haberse suicidado dándose un tiro en la cabeza, tras haber consumido una gran dosis de heroína.

Muchos claroscuros hay tras la muerte del principal componente de Nirvana, las leyendas sobre si realmente o no se suicidó, son grandes; lo que sí está claro es que nos dejó para siempre un 5 de abril.

COZY POWELL

Uno de los baterías más importantes de la historia nos dejó de manera fatídica un 5 de abril de 1998. Cozy Powell formó parte de lo más granado del rock mundial. Bandas como MSG, Whitesnake, Black Sabbath o Rainbow contaron con los servicios del músico británico.

Su muerte fue fruto del infortunio más absoluto, mientras iba conduciendo su auto Saab 9000 a 104 millas por hora, en un día lluvioso en las cercanías de Bristol, el bueno de Powell tuvo un accidente que terminó con su vida. La BBC informó que iba algo pasado de alcohol, sin cinturón de seguridad puesto y hablando por teléfono con su novia; otro 5 de abril nefasto.

LAYNE STALEY

Una de las voces más carismáticas de la movida grunge de los 90, fue sin lugar a dudas el vocalista de Alice In Chains, Layne Staley. Un 5 de abril de 2002, también en Seattle como Kobain, fue hallado muerto en su domicilio, con su cuerpo ya descompuesto y rodeado de drogas. Pasaron dos semanas desde su fallecimiento hasta que fue encontrado en su domicilio. Para poder identificarlo se tuvo que recurrir a una prueba de comprobación de su dentadura. La ingesta letal que mezclaba heroína y cocaína (“Speedball”), segó su vida para siempre.

Staley fue un vocalista soberbio, capaz de modular su voz para reflejar las emociones más dispares. Tuvo que luchar toda su carrera musical contra sus adicciones, toda esta lucha interior se reflejó en los temas de la banda.

Poco más que añadir, ya sabéis si sois músicos tendría ojito con el 5 de abril.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *