8 de diciembre, un día trágico para el mundo de la música

Hay pocas cosas que produzcan más desazón y más inquietud que la locura. Y creo que no hay peor expresión de la locura que acabar con una vida humana.  

Y este ocho de diciembre tiene mucho que ver con la locura y con la muerte en el rock. 

Porque un ocho de diciembre del ochenta, uno de los iconos de la música, John Lennon fue asesinado. Cinco balas acabaron con la vida del de Liverpool. Cinco disparos que fueron realizados por Mark Chapman, a la entrada de su edificio cuando Lennon regresaba con Yoko Ono del estudio de grabación.  Chapman tenía problemas psicológicos y una extraña obsesión por John. Acechó al músico y lo abordó a las cinco de la tarde, pero se arrepintió y no le disparó en ese momento, le pidió un autógrafo.  Un poco antes de las once de la noche mientras volvían al Edificio Dakota, Chapman cometió el magnicidio. Maldito chalado. Cuatro disparos en la espalda y uno en el hombro izquierdo.  Al día siguiente Yoko emitió un comunicado diciendo “No hay funeral para John. Él amaba y rezaba por la raza humana. Por favor, hagan lo mismo por èl”. 

Su influencia no solo musical, fue tan grande que incluso Howard Cosell, presentador de deportes que había entrevistado a Lennon en el programa Monday Night Football en 1974, dió la noticia durante el partido de Fútbol Americano diciendo “Recuerden que esto es solo un partido de fútbol. No importa quien gane o pierda. Nos confirman los compañeros de ABC NEWS que ha sucedido una tragedia en Nueva York. John Lennon, ha sido disparado por la espalda, ha sido trasladado al Roosevelt Hospital y ha muerto al llegar” 

Y como si el ocho de diciembre tuviera un especial imán para las desgracias también un perturbado nos privó de uno de los grandes guitarristas del siglo pasado. Dimebag Darrell, Diamond Darrel, Darrel Lance Abbott, fundador de Pantera y Damageplan. En el 2004, en esta ya fatídica fecha, durante un concierto de Damageplan en Ohio, Nathan Gale, entró en el club Alrosa Vila justo cuando comenzaba el concierto. Gale  presentaba episodios de esquizofrenia paranoide por lo que fue dado de baja del ejército. Gale estaba obsesionado con Pantera. Decía a sus amigos que él había escrito las canciones de Pantera y que la banda le había plagiado las canciones. Esa noche, esa maldita noche, burló la seguridad del local, entró por el lado izquierdo del escenario y disparó a quemarropa a Dimebag. Después, como si no hubiera tenido suficiente, comenzó a disparar contra la gente que quería detenerlo o auxiliar al guitarrista. 

Murieron tres personas más. Un fan, un empleado del club y el encargado de seguridad de la banda, resultando el manager y el técnico de batería heridos en el incidente 

Ocho de diciembre, vida y muerte en el rock. Nace Jim Morrison. Muere Lennon. Muere Dimebag. Maldita locura. Está claro que el verdadero mal de este mundo es el ser humano. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *