El tritono diabólico de Black Sabbath

El heavy metal siempre se ha asociado al satanismo. Y la incultura popular asocia “Satanismo” con “Mal”. Ya os hemos hablado en Mautorland de la influencia de Aleister Crowley o Charles Manson en el rock. Pero … remontémonos al principio del género. 

Siempre se ha hablado de Black Sabbath como los padres del Heavy Metal. Así que venga, vamos a hablar de su música. Cuentan que cuando aún se llamaban “Earth” había un cine cerca del local de ensayo. En el cine ponían una peli de Mario Bava con Boris Karloff como protagonista. ¿Adivináis cómo se llamaba la peli?. Si, habéis acertado. BLACK SABBATH, en España, por si por curiosidad queréis buscarla, se tituló Las Tres Caras del Miedo.  Cuenta la anécdota que Geezer Butler pensó que “la gente pagaba por ver pelis de miedo” y el pensó que quería que la banda fuera eso … una “música que diera miedo” . 

Escribió una canción que se llamaba “Black Sabbath”, esta seguro que también os suena porque es una de sus míticas, que estaba inspirada en el trabajo del escritor ocultista Dennis Wheatley y en una visión que decía haber tenido el bajista sobre una figura negra a los pies de su cama. 

La banda quería alejarse del sonido de los sesenta, de la cultura hippie y el flower power y centrarse en componer material similar a aquel tema homónimo. 

¿Pero qué hizo que encontraran ese sonido oscuro e inquietante? El tritono. La nota del diablo. Diabolus in Musica. ¿Pero de dónde viene el tritono? 

En el ámbito de la teoría musical, el tritono es un intervalo musical que abarca tres tonos enteros. Puede clasificarse como intervalo de cuarta aumentada o de quinta disminuida. 

Ese “salto musical” produce una gran tensión. No es un sonido agradable. Es más bien chocante y en la Edad Media los monjes se asustaban al escuchar ese sonido, porque para ellos el arte, la música, la pintura debía representar todo lo bello. Es por ello que se creó el mito de que ese sonido se usaba para invocar a la bestia, tanto fue así que se prohibió el uso del tritono. 

Y desde la Edad Media volvemos a Birmingham en los sesenta. Tony Iommy utilizó el tritono para crear esa tensión que necesitaba la opresiva letra del tema. Cualquiera podría pensar que fue a propósito pero según Iommy asegura que no, que no era consciente de que estaba usando ese acorde en particular, simplemente lo escogió por sus características. 

El tritono caraterizó el sonido de la banda en aquella primera época y hizo que se distanciara de todos sus contemporáneos. Ese tritono creó el Heavy Metal por casualidad.

Es imposible que no se te hielen las venas como a mi querido Antonio Mautor, con aquella estrofa …

What is this that stands before me?

Figure in black which points at me

Turn around quick, and start to run

Find out I’m the chosen one

Oh nooo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *