¿Es realmente necesario otro disco (en directo) de Iron Maiden?

Creo que si has llegado hasta aquí puedes ser de dos tipos de personas. 

Los que creen que los Dinosaurios del Rock, lo tienen todo hecho y continúan por el “clink clink” de las moneditas en la caja o los que aún añoran esos años ochenta donde el metal estaba en pleno apogeo. 

Imagino que algunos de vosotros tenéis los ojos inyectados en sangre y sois el mismísimo Eddie de la portada de Killers. Otros pensais que me he vuelto tan loco como el de Piece of Mind y otros queréis arrojar mi alma a un sacrificio ritual como en Book of Souls. 

Hace unos días nos llegaba el adelanto de lo que será el nuevo disco de la Doncella de Hierro y os lo contábamos en Mautorland (https://www.mautorland.com/noticias-distorsionadas/nuevo-album-de-iron-maiden-en-directo/)  Se llamará “Nights Of The Dead, Legacy Of The Beast: Live In Mexico City’ y se publicará a finales de Noviembre y yo me pregunto. ¿Realmente es necesario otro álbum en directo de Maiden? He perdido la cuenta de cuantos llevan ya. Entiendo como comentaba la propia banda, que este año ha sido difícil y que un buen número de shows han tenido que ser suspendidos. Que el Legacy no ha llegado a todos los rincones del mundo que les hubiera gustado llevarlo, pero … ¿Que aporta un nuevo trabajo en directo? Por supuesto se reflejan algunos de los últimos éxitos de la banda pero también muchos de sus clásicos. Sí, alguno me dirá que son un “must” en su colección los vinilos de colores o alguno de los formatos en los que salga a la venta o que quiere escuchar a Dickinson después de recuperarse del cáncer de garganta. No voy a poner en duda yo a una de mis bandas favoritas de todos los tiempos, pero perdonadme creo que y me voy a mojar, un nuevo trabajo en directo de Iron Maiden, no aporta nada más allá de una buena cantidad de pasta en las arcas del grupo y un nuevo objeto de colección para los millones de fans de los británicos en el mundo. 

Mi admirado director, Antonio Mautor dice que esto del rock and roll es un negocio, que los únicos que no lo tenemos claro somos los aficionados y los cuatro idealistas que seguimos apoyando a las bandas emergentes, aunque en este mundillo también habrá quien piense que me he vendido por escribir unas líneas sobre unos dinosaurios. Su opinión ya ha ido a parar al cajón correspondiente.  A lo que iba, cada día más el rock es un negocio y estas grandísimas bandas exprimen el chicle hasta longitudes que ni la mejor goma elástica podría soñar. Sería el primero que me tiraría en plancha a escuchar nuevos temas de cualquiera de estos mitos pero … ¿otro directo? ¿En serio Bruce?

En fin, como decían los Leño … El rock and roll no es un arte, que desilusión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *