Eterno “Starchild” (Paul Stanley)

Que nuestros ídolos se hacen mayores no se le escapa a nadie. 

Que no hay nuevos músicos en el rock y el metal actual con el carisma de los “abuelos” del rock tampoco. 

Creo que en las últimas semanas he escrito sobre demasiados fallecimientos. Ayer se me fue el día entre aguas, nieves y trabajo y no pude escribir unas líneas sobre la que para mí, ha sido la mejor cantante de blues y rock, la voz, Janis Joplin. Así que hoy si me da tiempo dejarme que rinda un pequeño homenaje a otra de las voces del rock. Otra de esas voces que forman parte de la banda sonora de mi vida. 

Porque el 20 de enero del año 52 nacía en el barrio de Queens, en Nueva York, Stanley Bert Eisen, Starchild, El Chico Estrella. Sin duda la voz del beso, parte importantísima de su puesta en escena. Una de las dos cabezas bicéfalas de KISS.

De ascendencia judía su padre quería para el una “buena profesión” aunque el bueno de Stan sobresalió por su faceta artística. 

Influenciado por los Beatles y los Rolling Stones, el sueño de Stan fue crear una banda de rock. Estudiar música. Cuenta que uno de los momentos de su vida fue escuchar el Concierto para piano número 5 de Beethoven. 

En su garaje emulaba a Elvis con una malísima guitarra, tocó en una banda de versiones y durante esa época conoció a su compinche de fechorias  Chaim Witz, que cambió su nombre a Eugene Klein, y que más tarde sería conocido como Gene Simmons, quien había nacido en Haifa, Israel. 

Stanley y Simmons no se llevaban bien al principio pero fueron compartiendo gustos y ambiciones hasta ser lo que hoy son …  dos grandes amigos. 

Stan compaginó su trabajo de taxista con actuaciones callejeras junto a Simmons. En algunas llegaron a tocar a cambio de una hamburguesa.

En los inicios de Kiss la banda quiso marcar diferencias utilizando maquillaje facial y trajes extravagantes para darle fuerza a su directo y su imagen . En ese momento, Stanley tuvo la idea de cambiar de nombre, no solamente por razones artísticas, sino también porque odiaba su nombre de nacimiento. Inspirado en Paul McCartney y Paul Rodgers, el músico cambió su nombre legalmente a Paul Stanley. También en esa época creó El Chico Estrella. Durante un tiempo probó otro personaje, El Bandido, un diseño al estilo del LLanero Solitario   “Incluso intenté pintarme la cara de rojo, pero parecía un tomate de pelo largo”, admitió Stanley. 

Sobre la decisión de convertirse en el Chico Estrella, el músico afirmó: “Antes de decidirme por la estrella, me pintaba un anillo negro alrededor del ojo…. Cada uno de nosotros lleva algo que refleja lo que somos. Siempre me gustaron las estrellas y siempre me identifiqué con ellas, así que, cuando llegó el momento de ponerme algo en la cara, supe que sería una estrella”.

Sin duda Stanley o Paul Stanley es una estrella. Una auténtica estrella del rock. No creo que su padre imaginara donde ha llegado su hijo. Y si, nos puede gustar más o menos la banda pero sin duda, como ya os hemos dicho algunas veces en MAUTORLAND Kiss es uno de esos grupos con más sentido del show bussines dentro del circo del rock and roll. 

Sea como sea muchas felicidades Starchild. Muchas Felicidades Mr. Paul Stanley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *