Hay que decir la verdad

Hace un par de semanas me llamó la atención un post de la banda Stereozone, en el que denunciaban la cruda realidad de muchas bandas de rock de este país. En un concierto que dieron en Zaragoza, solo asistieron 15 personas. Tras meterse la paliza de 300 kms, llegar y ver una sala así no debe ser muy reconfortante. 

Su denuncia estaba llena de valentía, se despojaban de sus egos, y mostraban la realidad tal y como es. Tenemos una escena de rock y metal en nuestro país llena de postureo, mentiras, envidias y poco más. Vamos alimentando todos, incluidos los medios de comunicación, una escena que no existe como tal, y que solo está mantenida por cuatro gatos.

Para poder arreglar un problema, antes hay que reconocerlo y asumirlo, a partir de ahí es cuando podemos empezar a hacer algo. Mentir, posturear, alardear de tener muchos seguidores o likes en Facebook, y luego no poder llenar ni una sala de 100 personas es un fracaso que no nos lleva a nada. 

Hablo con sentido de causa. Además de realizar mi labor en el mundillo musical como crítico y locutor musical, emprendí este año, que ya se nos va, una pequeña aventura como promotor; quería ver lo que se cocía ahí fuera. 

Nuestro festival (Majuëlo Fest), fue deficitario, y eso que llevábamos a gente como Hamlet, Sinaia, o El Altar del Holocausto. Mi socio Ramiroquai y un servidor tuvimos que poner pasta encima. Nos costó sudor y sangre, ver medio llena una sala como la Wurli en Madrid. Llenamos con Hamlet pero por los pelos. 

Con esto quiero decir que tenemos que ser claros con la gente. Hay más oferta que demanda en nuestro país con respecto al rock. Todo el mundo tiene derecho a ser músico y tener una banda, pero debe saber que muy poca gente puede vivir de ello aquí. No debemos alimentar falsas esperanzas en músicos que aunque ponen mucha pasión en ello, no tienen calidad para llegar a nada en el mundo de la música.

Mi crítica también va dirigida a los medios de comunicación, entre los que me incluyo. Debemos ser críticos de verdad, y decir las cosas claras, ser un verdadero filtro y ayudar a las bandas con calidad,si no es muy difícil progresar. Tener un medio implica una responsabilidad, no tenerlo solo para pedir acreditaciones por la patilla, y chafardear.

Y sobre todo UNIDAD. Somos pocos pero cada uno hace la guerra por su lado. Preferimos hacer las cosas mal solos, a hacer algo bien compartido; así no se crean escenas. 

La base de todo es la cultura. Nuestro país no se caracteriza por apoyarla, sigue sumido en el mainstream y en las modas pasajeras, lo demás no importa. Solo desde un colectivo más unido podemos exigir cosas a las instituciones, si vamos por separado nadie nos tomará en serio.

Por último, creo firmemente que tenemos la mejor generación de músicos de la historia, preparados al máximo, pero si prometemos paraísos que no existen todo acabará por evaporarse.

Si te ha gustado este artículo  síguenos  en Facebook y estarás  al tanto de nuestras noticias:

 

[efb_likebox fanpage_url=”https://www.facebook.com/mautorland2/” box_width=”250″ box_height=”” locale=”es_ES” responsive=”0″ show_faces=”1″ show_stream=”0″ hide_cover=”0″ small_header=”0″ hide_cta=”0″ animate_effect=”fadeIn” ]

One Reply to “Hay que decir la verdad”

  1. Avatar
    EstebanGG

    Viendo vuestro festival no sé a quién le pides cultura, la cultura implica riesgo y criterio… llevas a Hamlet (Grupo experto en sumarse a Modas Pasajeras, muy profesionales pero sin personalidad) y a grupos que tocan 500 veces al año en Madrid como Aathma o El Sopor del Holocausto…Toma nota si no llenáis ni la Wurli

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *