Jimi Henrix, un loco maravilloso

El 27 de Noviembre nació Johnny Allen Hendrix en Seattle. Otro día para recordar en el mundo del rock. Johnny revolucionó la música con una carrera tan corta como meteórica. 

Un genio en todos los aspectos. Un loco maravilloso, el gran Jimi Hendrix

Hendrix provenía de una familia afroamericana con raíces cheroquis. Comenzó a tocar la guitarra con quince años. Después de su paso por el ejército se mudó a Tennessee tocando como apoyo de The Isley Brothers y poco después para Little Richard con quien siguió hasta el 66 que se fue a Inglaterra.  En unos pocos meses de su llegada al Reino Unido, ya tenía en el top 10 tres sencillos con su banda The Jimi Hendrix Experiencie, “Hey Joe”., “Purple Haze” y  “The Wind Cries Mary”. 

Al año siguiente saltó a la fama en Estados Unidos con su actuación en el Monterrey Pop Festival y al siguiente su tercer disco Electric Ladyland llegó al primer puesto de la lista de éxitos en los Estados Unidos. Fue su mayor y único número uno en su país. En su momento fue el artista mejor pagado del famoso Festival de Woodstock y del Festival de la Isla de Wight en el 70 meses antes de morir.

Hendrix bebía del blues eléctrico, del rock, experimentó con la distorsión y los altos volúmenes. Con los sonidos distorsionados. Innovó con los acoples, popularizó el uso del pedal wah wah. Según Holly George-Warren de la revista Rolling Stone: «Hendrix fue pionero en el uso del instrumento como una fuente de sonido electrónico. Los guitarristas anteriores a él habían experimentado con acoples y distorsión, pero Hendrix convirtió esos efectos y otros en un vocabulario controlado y fluido igual de personal que el blues con el que comenzó»

Su biografía en el Salón de la Fama del Rock reza así «Jimi Hendrix es indiscutiblemente el instrumentista más grande de la historia del rock.  Hendrix expandió el rango y vocabulario de la guitarra eléctrica en áreas que ningún otro músico se había aventurado antes. Su inagotable empuje, habilidades técnicas y creatividad a la hora de usar efectos como el wah-wah o la distorsión transformaron el sonido del rock and roll» 

Es difícil encontrar un guitarrista que no nombre al genio de Seattle como influencia, pero la herencia de Hendrix va mucho más allá de lo musical. Hendrix fue el ejemplo para varias generaciones de chicos jovenes negros que se acercarón al rock, un mundo lleno de estrellas blancas. Como escribió algún periodista de la época “reclamó el título que ya habían iniciado innovadores de raza negra en los años 50 como Little Richard o Chuck Berry”​

Quizá si preguntas a las nuevas generaciones, no hayan oído a Hendrix o no sean conscientes de lo mucho que ha significado para el rock este loco maravilloso. 

Al genio no le gustaba encasillar su música, de hecho decía que tener solo tres músicos en la banda hacía que su estilo fuera más flexible. Sobre ella, su música, decía que era suya, propia, sus notas, sus sonidos. Sin etiquetas. 

Notas y sonidos que han trascendido en el tiempo. Acordes y riffs reconocibles y que forman parte del acervo cultural de varias generaciones de músicos y aficionados a la música. 

Algunas veces me pregunto que hubiera sido del bueno de Jimi si no hubiera presentado su candidatura y le hubieran admitido en el club de los 27. Creo que sin duda hubiera acrecentado su leyenda y estaríamos en presencia de otro de esos dinosaurios vivos del Rock and Roll.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *