Johnny Ramone, el brazo armado de Ramones

Genio y figura. Así podríamos catalogar al guitarrista de The Ramones, Johnny Ramone. El jefe absoluto de la banda, el que partía y repartía, y aunque poca gente se lo crea, impartía una disciplina férrea al resto del grupo.

Johnny venía de los suburbios, de la zona dura de ciudad. Su admiración por el rock and roll de los años 50, fue el acicate para que un día se decidiera a comprarse una guitarra y emprender su viaje hacia el rock, y por ende precursor del sonido punk.

El sonido característico de su guitarra, cimentó todo un movimiento. Tocaba agachado, mirando a la guitarra y con una enorme velocidad. El uso de acordes con cejilla y en la parte rítmica un continuo downstroke (golpe hacia abajo en las cuerdas), unido al alto volumen con el que salía al escenario, dio un sonido muy agresivo y directo que sirvió de inspiración a todas las bandas punk, que posteriormente desembarcaron en el star system rockero.

Tal y como lo explica en su autobiografía llamada “Commando”, se nos muestra como un tipo duro, veraz, sin pelos en la lengua y con las ideas muy claras. Su único objetivo en la música era ahorrar lo suficiente para retirarse lo antes posible y disfrutar de la vida junto a los suyos. 

De claras convicciones republicanas y nacionalistas, chocaba directamente con el espíritu más libre y progresista de Joey Ramone, la otra cara de la banda. Su enemistad fue agrandándose con el paso del tiempo, y rompiéndose cualquier atisbo de relación amistosa al casarse Johnny con su ex novia.

Johnny lo pasó muy mal cuando falleció Joey en 2001 debido a un cáncer. Entró en una depresión al echarse la culpa, de lo mal que había tratado en vida a su compañero de fatigas.

Johnny era un trabajador obsesivo y compulsivo. Llevaba al resto de la banda como una vela, y les intentaba inculcar una disciplina férrea para intentar llegar a buen puerto en los proyectos de la formación estadounidense.

Siempre quiso mantener el espíritu punk de la banda. No quiso vender la imagen de la formación al mainstream así porque así. Curiosamente tampoco quiso progresar en la manera de tocar con su guitarra, para mantener el espíritu salvaje y contestatario de The Ramones.

Con sus claros y oscuros, Johnny Ramone fue un personaje esencial para que una de las bandas más importantes de la historia del punk llegara a ser leyenda. Repetimos genio y figura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *