No todo es negocio, Wolfgang Van Halen como ejemplo

Estamos acostumbrados a hablar del sentimiento del rock and roll. De que el rock es una forma de vida para muchos. Algo más que un estilo musical.

Pero muchas veces nos olvidamos que el “Rock and Roll Business”, el rock de las grandes bandas, de los estadios llenos, de las giras internacionales es también un negocio. Todo es susceptible de venderse, entradas, merchandising, homenajes … todo tiene un precio. 

Esta semana dedicamos nuestro episodio de MAUTORCAST al grandísimo Eddie Van Halen, uno de los guitarristas que como he dicho muchas veces en las redes sociales ha significado mucho para Antonio Mautor y para mi. Creo que para todos los que aman la música y no solo el rock. 

Llevábamos tiempo, incluso desde antes del fallecimiento de Eddie de la posible reunión de la banda y en los últimos tiempos, tras la desaparición del músico su hijo se ha convertido como no podía ser de otra forma, en portavoz de su querido padre. 

Wolfgang, está concediendo entrevistas en las últimas semanas y en una de ellas, realizada por Entertainment Tonight, el programa de CBS, se le preguntó sobre la reunión de Van Halen y el hijo del guitarrista negó esa posibilidad. 

Wolfgang, reconocía que la familia si ha pensado en un homenaje en honor a su padre pero no en una reunión de la banda.

Las ganancias de ese hipotético homenaje se destinarían a la organización benéfica con la que Eddie colaboraba, Mr. Holland’s Opus, que ayuda a los estudiantes desfavorecidos a conseguir instrumentos musicales. 

El mismo Wolfgang ha lanzado un single de debut con su banda MAMMOTH WVH, un tema llamad “Distance” y ha destinado las ganancias a esa misma organización.

En esa entrevista además, como os decía desmintió el rumor de que él mismo reemplazara a su padre en una nueva reunión del grupo y declaró  “De ninguna manera. Eso nunca sucederá”, “Creo que un mensaje para los fans de Van Halen sería que algunas cosas, simplemente, apestan. Ya no tengo un padre y tengo que procesar y lidiar con eso. Y, ese es el proceso que los fans de Van Halen necesitan pasar página y darse cuenta de que ya no puedes tener a la banda sin Eddie Van Halen. La música vivirá para siempre, pero no puedes tener el grupo sin él. Es imposible, además creo que mi padre se enfadaría si tratara de ocupar su lugar”

Y aquí retomo el hilo de mi artículo al comienzo. Por suerte, o por desgracia el rock es una forma de vivir y sentir. Por suerte o por desgracia los sentimientos muchas, muchísimas veces están por encima del negocio, del “bussiness” . Los homenajes, los recuerdos están muy bien, para la familia incluso para los fans pero ¿en serio es necesaria una reunión de Van Halen con otro guitarrista por muy Van Halen que sea? ¿En serio es necesaria una gira con un holograma a las voces? ¿En serio tenemos tan poca fé en el talento de los grupos que ahora están haciendo música que tenemos que vivir en el pasado? ¿En los grandes grupos de los ochenta? ¿No nos sirve el legado? ¿la música? y sobre todo para aquellos que saben de la mente humana más que yo … ¿Por qué tenemos esa añoranza del pasado cuando tenemos un futuro por delante?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *