¿Sabéis por qué el tema “Highway To Hell” se llama así? Os lo contamos…

¿Y qué sería de una lista de cualquier cosa que tenga que ver con el rock sin este temazo? 

La carretera al Infierno, Highway to Hell. ¿Se os ocurre un mejor lugar para pasar un Halloween de muerte?

Aunque está claro que todos pensamos en un bar lleno de chicos o chicas buenorros, depende cual sea tu gusto, llamas, calderos, cuernos, rabos y tridentes, parece ser que los australianos, o más concretamente Bon Scott que escribió la letra, se refería a la carretera que llevaba a su taberna favorita en Canning Highway al pie de una colina. Al parecer en la intersección donde se situaba la segunda casa de Bon, había tantos accidentes que empezó a ser conocida como  “La Autopista al Infierno”. Sea como fuere, esta autopista que nos da un ticket solo de ida, se cuela en mis cinco favoritos por ser uno de esos riff que nada más oirlo me excita más que una cena en la mansión playboy.

También cuentan las malas lenguas que el título del álbum y del tema, se debe a la ocasión en que un reportero preguntó a Angus Young si podía describir cómo era la vida al estar constantemente de gira. Angus contestó que era “A fucking highway to hell“.

Por títulos como este, los más mojigatos de la época los llegaron a tachar de ser adoradores del diablo, muy cultos ellos sí señor.

Aquí os los dejamos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *