Una mirada a “Nothing Else Matters” (Metallica)

Vamos a hablar mucho de Metallica en las próximas semanas, pero es que Metallica siempre es Metallica. 

Vamos a hablar mucho de ese mítico “Black Álbum”, que quizá para mi no es el mejor de su carrera pero está claro que supuso un cambio drástico en el sonido de la banda.  Creo que el disco homónimo de los de San Francisco tienen canciones imprescindibles, mágicas. No solo en el mundo del metal, sino de la música en general. 

Con el “Black Álbum”, Metallica se abrió a un público menos “metálico” con canciones poderosas e inolvidables. Una de ellas es “Nothing Else Matters” He perdido la cuenta de las versiones del temazo que se han hecho en esos 30 años de vida. 

Un tema que según ha contado Hetfield alguna vez, está inspirado en las últimas palabras que James escuchó a su abuelo antes de morir: “Nothing else matters” (nada más importa). Una balada atípica, diferente.   Un canto a la confianza en los seres más queridos.  De cómo la incomprensión y la distancia son factores que pasan a un segundo plano si tienes alguien en quien confías y en quien apoyarte. En lo importante que eres tú mismo, sin importar lo que los demás piensen de tí.  

Como si de una confesión se tratase, la letra habla de las vulnerabilidades de la persona y de la fortaleza que encuentras en ese amor, que pese a la distancia, te brinda un refugio. Un micro mundo de dos en el que la confianza protege de las injerencias de la sociedad. 

Según recoge el documental Classic Albums: Metallica – Metallica, Hetfield admite que comenzó a componer la canción mientras hablaba por teléfono con su novia y tenía una mano libre. De ahí nació su melodía. 

Como curiosidad “Nothing Else Matters” es una de las pocas canciones en directo que Hetfield toca el solo en lugar de Kirk Hammett.

Sea como sea, uno de esos temas imprescindibles del siglo XX. Una canción alejada de las baladas heavys, que ha conquistado a los oyentes de cualquier género y estilo. Un tema que refleja el amor, porque si el amor permanece, nada más importa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *