Los sueños cine son: “The Warriors” (1979)

Está película siempre me flipó. No sé si es por su estética, argumento o puesta en escena, lo cierto es que no hay vez que me la ponga, y llegue hasta el final para ver como mis “amigos pandilleros” llegan sanos y salvo de nuevo a sus casas.

El final de la década de los 70 y principios de los 80 estarían marcados por la irrupción de las películas sobre las pandillas. Era una época en la que hay ganas de libertad por parte de la juventud y reunirse en grupos para realizar todo tipo de actividades, algunas no muy sanas, en definitiva era lo más cool de la época.

El cine encontró un filón en estas historias, en las que empatizabas rápidamente con el pandillero en contraposición a la policía; bueno no siempre, solo hace falta revisitar “Asalto a la Comisaria 13” o “Mad Max”.

La violencia comienza a ser pieza de consumo para una sociedad de la época ávida de nuevas experiencias. “TheWarriors” sería una de las principales responsables de este boom antes comentado.

Como siempre en nuestro país le pusieron un nombre ridículo: “Los Amos de la Noche”. El film dirigido por Walter Hill, relata el peligroso viaje nocturno a través de la ciudad, en este caso New York, por la pandilla “TheWarriors”, perseguidos por decenas de bandas, al ser acusados injustamente de asesinar a un gurú que intentaba montar un ejército de todas las pandillas para lanzarlo contra la policía y hacerse con el control de la ciudad.

El film se basa en la obra homónima de Sol Yurick que a su vez se inspiró en el escrito antiguo de origen griego “Anábasis” (Jenofonte). Curioso ver como algo que en principio parece barriobajero sin más se basa en escritos de la antigua Grecia.

Siempre me enganchó el ritmo de la película. Creo que aquí es donde Walter Hill da en la tecla. La película no deja de ser una persecución con peleas y ya está, pero como aborda la narración el director es todo un acierto.

El casting siempre me pareció también muy acertado. El protagonista encarnado por el actor Michael Beck, representa lo que tiene que tener un líder: seriedad, frialdad e inteligencia. Se erige como el guía perfecto para que sus hombres puedan llegar vivos a la tierra prometida.

Lo mejor para mí del film es la aparición de los “Baseball Warriors”. La estética de la banda, las caras pintadas y esos bates de béisbol tan amenazantes me dejaron con la boca abierta al verlos por primera vez.

El film tuvo que sortear las dificultades propias de la censura, ya que fue acusada de hacer apología de la violencia. Se llegó a tal punto que la productora Paramount detuvo temporalmente su campaña de publicidad, liberando a los propietarios de los cines de la obligación de exhibir la película.

“The Warriors”, es un film que en algunos pasajes del mismo no aguanta muy bien el paso del tiempo, pero sigue teniendo ese tono ochentero y descarado que hace que el visionarla de nuevo sea una delicia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *