Crónica: Lagartija Nick (Teatro Caja Granada – 08/02/20 – Granada)

La curiosidad mató al gato, así que intenté tomarme con calma la entrada al teatro Caja Granada, donde Lagartija Nick presentaba esa noche ante sus paisanos su último trabajo, Los Cielos cabizbajos.

Dicha curiosidad era generalizada, puesto que nos preguntábamos de qué manera habrían reconfigurado el espacio del recinto para albergar un concierto de ese calibre y talante. ¿Tendríamos que verlo sentados, habrían habilitado un servicio de bar? – Esta última cuestión era probablemente la que más preocupaba al personal –

Y las dudas se disiparon en cuanto metimos el primer pie en la sala. No estaban las habituales butacas, las habían colgado literalmente del techo, disponiendo así de un amplio perímetro para más de seiscientas personas y sí, habían improvisado un mostrador para servir bebidas, aunque lo que más me llamó la atención, era la atmosfera que habían creado a base de humo industrial e iluminación anaranjada tipo vapor de sodio, que acompañaba perfectamente a la repetitiva tonadilla que sonaba incansable a modo de sirena de un barco fantasma, que tocaba en bucle José Ángel Arias desde el teclado.

Comenzó el espectáculo con la inquietante intro de Nagasaki, interpretada por el Coro y quinteto de la universidad de Granada, que salvaguardaba la retaguardia de Los Lagartija. Sus siluetas se adivinaban delante de la proyección de un mosaico de luz roja, cuando la contundente batería de que Eric, parapetado en metacrilato, daba comienzo a Buenos días Hiroshima – ¡Qué bombazo de tema y nunca mejor dicho! –

Decenas de proyectores de intensa luz blanca, iluminaban el escenario.

Después, Acción reacción y Europa Ío, donde Moncho Fandila, acompañó al grupo con su mandola.

Los asistentes, anormalmente callados, disfrutaban prácticamente en silencio de cada uno de los temas, embelesados por el clímax generado con la comunión espontanea que se había producido entre público y banda.

A continuación, Guernika 2019 (Zer egiten arrainak), Este es el plan (Eah weahleah) y Dresden, que es la única que parecía salirse del guion previsto, dieron paso a Introducción a la guerraNueva Yorkcon los fantásticos coros de Juan Codorniu y Ola equivocada.

El sonido, capitaneado por Jose Antonio Sánchez de Producciones Peligrosas, estaba perfectamente ajustado, aunque al final del concierto escuché algún “pero” hacia la acústica del recinto – por la altura del techo decían – pero para mí, que estuve todo el bolo en las primeras filas, me pareció muy bueno tanto en volumen como en forma.

Después, con el relato narrado por el periodista Jon Sistiaga, daba comienzo la amargaSarajevo – bajo mi punto de vista uno de los mejores temas del L.P. – A continuaciónintrusos y remataron la faena con Somaliapara acabar con los bises de Teatro y Exilio.

Letras crudas de desolación y tristeza que nos conmueven el alma, arropadas por ritmos de guitarra concienzudamente mesurados y magistralmente ejecutados por  parte de M.A.R Pareja y Juan Codorniu ,interpretadas por el omnipresente Antonio Arias a la voz y al bajo y la siempre potente batería de Eric , con interesantes pinceladas electrónicas por parte de J.J. Machuca, que además cuentan para este soberbio trabajo con  David Montañés al piano y a la voz y la exquisita aportación del Coro y quinteto de la Universidad de Granada.

Como no podía ser de otra forma, Antonio Arias durante el concierto, explicó que la creación de Los Cielos Cabizbajos, había sido posible gracias al trabajo realizado por su fallecido hermano Jesús, qué dejó como legado letras escritas y grabaciones de melodías que han servido como base fundamental de la elaboración de esta obra conceptual.

Tuve la suerte de tomarme una cerveza con Juan Codorniu después del concierto –¡Qué gran tipo es Juan, de verdad!  – y me explicó que habían tenido varias complicaciones técnicas que habían hecho peligrar la realización del evento. Menos mal que al final salió todo bien, ¡espectacular!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *