Crónica: Rebel Fest ( Sala Hangar – 23 de marzo – Burgos)

Comenzaré dando las gracias a la organización ya que realizaron un sorteo y me tocó la entrada gratis. Así da gusto ir de enviado especial a los festivales.

Empezó la tarde noche con Los del Humo. Quien piense que LDH estaban de relleno en el festival está muy equivocado. Como equivocados estuvieron todos los que se quedaron fuera apurando los litros mientras LDH tocaba. Si solo entras a ver a las bandas consagradas, te estás cargando la nueva generación que tiene que llegar. A pesar de que la sala no estaba llena, a los chicos de LDH les dio igual y desparramaron su punk rock con punteos hardcore a lo largo y ancho del escenario.  Son una formación de dos guitarras, bajo, batería y cantante bailongo que vienen de las Merindades, comarca del Norte de Burgos. Tocaron los temas de su disco e incluyeron una versión acelerada de Segismundo Toxicómano.

Los primeros pogos llegaron con Suzio 13. Vinieron a Burgos con toda la cuadrilla. No solo la formación habitual sino que estuvieron acompañados de teclado y tres vientos. Cuando escucho los discos de Suzio 13 siempre me da la sensación de que esos muchachos han escuchado mucho a los Clash. Me lo confirmaron ellos mismos cuando tocaron una versión de los susodichos. Y otra de los MCD. El momento más emotivo de la velada vino a cargo de esta banda ya que hicieron un homenaje a Sigarro, guitarrista fundador de Banda Basotti. Con la banda visiblemente emocionada y con el puño en alto se leyó un panegírico en honor a este mítico músico. Luego la banda tocó un tema de los italianos.

Los Gatillazo llegaron al Hangar. Aquí la sala se llenó hasta arriba. Antes del concierto, en los grupillos de fuera, se debatía sobre el tema de moda. La vuelta de la Polla Records. Aunque había sentimientos encontrados sobre esto a todo el mundo se le debió olvidar ya que el público coreó y bailó de lo lindo. Algún personaje (porque hay que ser bastante personaje para hacer lo que hizo) lanzó una bandera de las Spice Girls al escenario. Evaristo la cogió, la observó, se limpió graciosamente el culo con ella y la devolvió al respetable. Sonaron temas clásicos de la Polla (Txus, Jonny, Odio a los partidos) y de los Gatillazo.

Era el turno de los KOP. Si en mi cerebro tuviese la música guardada en carpetas estos chicos estarían en la de ruido anticapitalista. Letras combativas que se han convertido en lemas coreables en las manifestaciones. Pusieron a todo el que se quedó a botar y a gritar. Tuvieron el detalle de ceder parte de su tiempo al Centro Social Recuperado de Gamonal amenazado de desalojo, que leyó un comunicado mientras una pancarta ocupaba el escenario  y luego… ¡desalojos son disturbios!

Finalizó la noche con la Kontra, el nuevo grupo de Txetxu Parabellum. Ellos defendieron los temas de su disco con una ejecución impecable y los temas me parecieron buenos. Pero creo que el público de Burgos esperaba más canciones de los Parabellum. La vida sigue amigas y amigos y aunque me encanta que se toquen las canciones viejas porque ya tengo una edad, me parece lógico que las bandas quieran tocar nuevos temas.

Más o menos esto fue la noche. Si a alguien le parece que me he dejado algo o no está de acuerdo que me disculpe. Ha sido mi primera vez como enviado especial.  

3 Replies to “Crónica: Rebel Fest ( Sala Hangar – 23 de marzo – Burgos)”

  1. Avatar
    Chus

    Así da gusto!!!!
    Gente que entra a ver a esos LDH sean quién sean. Buena crónica, no hay que añadir mucho más. 💪
    Ojalá nos volvamosna ver pronto, saludos de LDH!!
    Mucho humoooo!!!

  2. Avatar
    Luis Miguel

    Hola, Sólo un comentario. Las crónicas de los grupos bien, excepto que de Gatillazo no hay crónica. No sabemos si tocaron bien, mal o regular. Por lo demás bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *