Crónicas desde dentro: Delabruja (Round 4 HXCHC 18.10.19 Wurlitzer – Madrid)

Os dejamos la crónica de este concierto realizada por Miguel, vocalista de Delabruja:

La mejor forma de contar estas cosas es cuando aún están calientes, y a mí me arde la garganta y me duele el cuello como… como debe de dolerte el día después de un concierto de hardcore.

Si tengo que contar como fue mi experiencia anoche en el escenario para Hardcore Hits Cáncer, debo empezar diciendo que la adrenalina, la tensión, la emoción que se viven en los buenos bolos, hace que tenga un montón de lagunas en la memoria al día siguiente. Y el de ayer fue un muy buen bolo sin duda.

Puedo recordar que minutos antes de empezar estaba muy nervioso. La prueba de sonido había salido bien, el backline sonaba fuerte y Victor de 13Segundos nos había solucionado un problemón con la guitarra que no paraba de pitar. En principio todo estaba perfecto, pero era nuestro primer concierto con una segunda guitarra, con temas del nuevo disco y joder, que tocar con los 13Segundos y los Nitropollo en la Wurlitzer para HCXHC es una responsabilidad. La verdad es que prefiero vivir y desplegar esos nervios antes del concierto. Así no me asaltan por sorpresa durante las primeras canciones.

Recuerdo abrir los ojos y ver a la gente bailando y gritando, levantando los puños y sonriendo. Recuerdo mirar a los lados y ver a mis compañeras disfrutando. Y todo se puso de forma natural en su lugar. El techo no es muy alto y los focos sueltan un calor insoportable. La camisa se pegaba a la piel por el sudor y tenía que tener cuidado con que no se acoplase el micro cuando me agachaba, me dejaba caer o me daba la vuelta. Pero ya todo eso daba igual porque estaba sonando la música, la gente había entrado, habíamos conectado. O eso sentí yo.

A nosotras nos gusta pensar los conciertos como algo especial. En el sentido de una ruptura en la rutina. Una especie de brecha donde celebramos encontrarnos con gente que ha venido buscando lo mismo que nosotros, que es justamente eso, esa conexión. Esto es emocionante y si lo juntas a toda esa tensión a veces es imposible para mí no emocionarme. Y anoche paso justo esto. Yo había preparado una explicación a las versiones que llevábamos; “Más Allá de Última Esperanza” y “Nuestros Principios de Falsa Bandera”, pero no pude. Sabía que si lo intentaba la voz saldría entre cortada. Pero creo que da igual, porque se entendió sin necesidad de explicarlo.

Recuerdo que me alzaron por los aires, que intentaba no perder el micro y seguir cantando. Recuerdo en el aire notar que me elevaban con cuidado de que no me cayese, y que me volvieron a llevar al escenario. Recuerdo dejar de escuchar el bajo y ver que los cables habían saltado porque Davo se había caído con la guitarra al suelo. Y recuerdo oír cantar a la gente “queremos ir a misa” al ritmo de RATM.

Básicamente, y como decía al principio, un buen concierto de hardcore.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *