En la intimidad con Eddie Vedder

Antes de nada, no veréis fotografías aquí del concierto que anoche dio Eddie Vedder en el Palau Sant Jordi de Barcelona. La razón es muy sencilla, el mismo nos lo pidió,. Un mensaje proyectado sobre el escenario antes del show pedía que no se utilizaran cámaras de ningún tipo, para preservar la intimidad del show y que todos recordáramos el concierto en nuestras mentes y no en una cámara; en líneas generales el respetable aceptó de buen grado la propuesta.

Antes del concierto de Vedder, hizo su aparición Glen Hansard que con su folk pop amenizó la velada a la gente que poco a poco iba llegando al Palau,(por cierto recinto que no se llenó), superando más o menos a tres cuartos de entrada.

El escenario que propuso Eddie Vedder tenía un toque vintage, casual, íntimo, vamos como si se tratara del cobertizo donde el líder de Pearl Jam se dedica a componer sus canciones.

Entran en escena un cuarteto de cuerda llamado Red Limo Street Quartet que nos introduce de manera magistral el tema de Pearl Jam “Alive”, para acto seguido aparecer Eddie Vedder ante la ovación y griterío general.

Vedder dio un concierto sobrio, casi perfecto, emotivo y sentido. El artista norteamericano tiene lazos muy estrechos con la Ciudad Condal; es un enamorado de la villa. A lo largo del show proyectaría fotos de su visita a La Pedrera, el emblemático edificio realizado por Gaudí, del que se profesa un total admirador.

A lo largo del repertorio cayeron temas suyos, en solitario, como “Far Behind”, “Sleeping By Myself, “No Ceiling” o “Rise”.

La base del concierto la compuso temas de Pearl Jam y covers de otros artistas. De los temas de Pearl Jam nos quedamos con la maravillosa “Elderly Woman Behind the Counter in a Small Town”, “Just Breathe”, que sonó de maravilla acompañado del cuarteto, “Whilist”, “Lukin” o “Porch”.

Momento álgido de la noche fue la interpretación de “Black”, con Glen Hansard a la guitarra y el Palau que se caía literalmente ante el éxtasis del público.

La segunda parte del concierto la abrió, “Jeremy”, interpretada de manera espectacular por el cuarteto de cuerda.

Glen Hansard apareció en la última parte Para apoyar a Vedder en la guitarra. El líder de Pearl Jam nos deleitó con un gran repertorio de guitarras diferentes, en las que destacaba su pequeño y gran ukelele.

Versiones como el emotivo a Tom Petty con “I Won’t Back Down”, puso al público en pie literalmente. También nos encantaron las versiones de The Everly Brothers “Sleepless Nights”, o la aclamada “Should I Stay or Should I Go” de The Clash.

El final por todo lo alto con “Indiference” de Pearl Jam y el himno rock “Rock ‘In The Free World” del gran Neil Young.

Un concierto maravilloso de Eddie Vedder, que consiguió que todos nos olvidáramos de los móviles y disfrutáramos sin más de la música, momentos así son imborrables.

Agradecer a Eddie Vedder que todavía crea en su público, y piense que la sociedad actual es recuperable, y no estamos condenados a estar atados de por vida a una máquina que escriba nuestro pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *