“Aquaman”, palomitas, Jason Momoa y poco más

El nuevo blockbuster de la factoría D.C. Comics “Aquaman”, ha reventado la taquilla en estas pasadas Navidades. Una película más efectista que efectiva, que intenta competir con los films de Marvel-Disney, pero que muere en el intento. 

El tener como director a alguien tan solvente como James Wan aseguraba como poco que el resultado final de la obra sería aceptable. Creemos que esto ha ido en contra de la película, ya que sinceramente esperábamos más. El filmo no consigue llegar al tono oscuro que en principio propone Wan terminando en un pastiche lleno de efectos especiales.

Uno de los puntos fuertes es la interpretación de JasonMomoa en el papel de Aquaman, creando un personaje de corte rockero, creíble y solvente. Su interpretación no es para echar cohetes, pero el personaje no da para más. El guión hace aguas, sobre todo en el empleo continuo de frases cortas que intentan ser graciosas. El contrapunto a Momoa se lo da la actriz Amber Heard en el papel de Mera, que cumple adecuadamente con su cometido. 

La ambientación es soberbia, y tanto el vestuario como las escenas de acción están rodadas de manera increíble. 

Destacamos las apariciones de Nicole Kidman, Atlanna (madre de Aquaman), William Dafoe en el papel de Vulco y Patrick Wilson (Orm), hermanastro perverso del protagonista, que dotan al film de algo más de empaque al poder ver en pantalla a estos grandes actores.

La parte final en  la isla de Sicilia es lo mejor del film, que como decimos peca de intentar ser faustoso y termina por ser algo predecible y aburrido. 

En líneas generales es una buena película de superhéroes que no alcanza ni por asomo las expectativas que teníamos puestas sobre ella, queríamos una película más adulta y finalmente es un cuento infantil más. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *