“Avengers: Endgame”, la madre de todas las películas de Marvel

Bueno se acabó lo que se daba. Llegamos al final, por ahora, de una de las sagas más importantes de la historia del cine. Once años y veintidós películas después es tiempo de recapitular, hacer un alto en el camino y ver lo conseguido. 

“Avengers: Endgame”, es un homenaje en toda regla a todos estos años maravillosas locuras. Es el cierre perfecto para agradecer a tantos personajes, tantas horas de alegrías, diversión y disfrute. 

El film sigue la senda de “Infinity War”, a nivel técnico, de trama y de desarrollo de personajes. El guión consigue, algo nada fácil, cerrar los muchos interrogantes que nos dejó la película anterior y se abre a nuevas posibilidades y tramas que se plasmaran en el nuevo Universo Marvel que surge de esta última película. 

A título personal me esperaba algo más de acción. Hay pasajes en el film que ahondan demasiado en los diálogos, intentando convertir una película de superhéroes, en una suerte de drama griego; en esa parte tengo que confesar que me aburrí algo. 

Me gustó más “Infinity War” debido a su ritmo trepidante y a lo sorpresivo del guión. Es cierto que esto no es culpa de esta película, el factor sorpresa ya se perdió con la anterior película que comentamos, y “Endgame” juega con otros elementos que no le restan ni un ápice de interés. 

La parte final del film es algo grandioso. Si tienes un día doblado, cuando la cinta salga en DVD/Blu-Ray aconsejo como terapia ponerse la última hora de la película; tus emociones saldrán a flor de piel y te arreglará el día con toda seguridad. 

En líneas generales es una gran película que pasará a la historia del cine por lo que representa. Nada menos que el capítulo final de una de las inversiones más grandes en medios y personal de la historia. Una obra titánica que nos ha hecho muy felices, sobre todo a las generaciones que crecimos con los cómics, y que nunca, ni por asomo, hubiéramos podido imaginar ver en pantalla grande a nuestro héroes. 

No he querido hacer ni un spoiler. Todo el mundo tiene el derecho de descubrir lo que ofrece este peliculón con mayúsculas, y disfrutar como un enano de esta fiesta del cine, de la fantasía y del gran Universo Marvel. 

Gracias Stan Lee por tanto!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *