El corner de tu vida (You’ll Never Walk Alone – The Adicts)

Dios, que pesadilla. Lo vivido anoche en Anfield para un culé de pro como el que escribe estas letras, ha sido muy duro. Debe ser muy complicado jugar en un estadio como el del Liverpool, con una afición que ya te ha marcado un gol antes de empezar a jugar, pero lo de anoche fue surrealista. 

Todo estaba a favor del F.C. Barcelona, los ingleses jugaban diezmados, no estarían en el encuentro tres de sus estrellas: Salah, Firmino y Keita. Además el partido de ida para los cules fue muy benévolo, además de no encajar ningún gol, ganaron 3 a 0.

Pero amigos, la magia existe. Anfield es el Camelot de los estadios del mundo. Si no, no se explica lo de anoche. Un Barça noqueado desde el minuto 1, aunque en la primera parte jugaron mejor, asistía a un aquelarre red. Les comieron vivos, y lo peor de todo, creo que todavía no se han enterado. 

El cuarto gol del Liverpool pasará a la historia, como una de las mayores cagadas que se recuerdan en un campo de fútbol. Un corner alucinante. Nadie miraba, todos en babia, un portero hablando, y la picardía del jugador del Liverpool para darle un gol que hasta lo hubiera metido yo. 

Es lo que hay. Anfield es así. Un equipo que tiene una afición que canta “You’ll Never Walk Alone”, media hora antes de empezar el partido, es un equipo que juega con 12; contra eso muchas veces no se puede hacer nada. 

Musicalizamos este artículo como no podía ser de otra forma, con la versión del grupo punk The Adicts, del himno más famoso de la historia del fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *