“La Monja”, religiosas endemoniadas al borde de un ataque de nervios

El universo creado por el director James Wan se va expandiendo poco a poco, copando los primeros puestos del terror de esta década.

Con su más que sobresaliente “The Expedient Warren: The Conjuring” y su posterior secuela, nos demostró que es uno de los mejores directores de su generación.

Uno de los terroríficos personajes que asomaban su careto en esos films, era la diabólica monja que colgaba de un cuadro. El personaje era potente y por tanto su spin-off no se haría esperar.

Y así fue. “La Monja”, nos relata el origen de este diabólico personaje haciéndonos mirar al pasado, e investigar en los primeros años de novicia, de la que posteriormente sería la médium protagonista del Expediente Warren.

El film está bastante bien ambientado. La abadía que presenta acojona bastante y todo huele a Satán y muerte. Los actores Taissa Farmiga y Demián Bichir están solventes, acordes con el papel que se les asigna.

Pero el gran punto débil del film es el guión, algo flojo y previsible, y el desarrollo de la historia que te la sabes de memoria, e incluso sin saber el final ya sabes lo que va a pasar. Los sobresaltos, sustos etc… resultan fáciles de detectar y no te remueven mucho las tripas.

Creemos que al director de la cinta Corin Hardy hay que pedirle un poco más. La historia es flojita, y las decisiones que toman algunas veces sus protagonistas son más que difíciles de entender.

En definitiva, estamos siempre a favor de spin-offs de personajes que merezcan la pena, pero si se hacen deben estar a la altura de las circunstancias; para este viaje no hubieran hecho falta estas alforjas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *