40 años de «Point To Entry» (Judas Priest)

40 años justos después de la publicación del “Point of Entry”, creo que es buen momento para ponerlo de nuevo en el reproductor y extraer unas líneas como homenaje.

El 26 de febrero de 1981 veía la luz el séptimo disco de estudio de la banda británica. Habían puesto el listón muy alto con “British Steel”, su anterior disco, y cuando aún estaban acabando de definir el metal de los 80, llegó este “Point of Entry”, para muchos, uno de los discos más flojos de Halford y compañía, pero… en mi opinión, uno de los más infravalorados.

Fue grabado en Ibiza en otoño de 1980 y no estuvo exento de problemas debido a las condiciones de los estudios ibicencos, en el que sufrieron hasta varios apagones en las sesiones de grabación.

En el momento del lanzamiento se optó por una portada, pero poco después se diseñó una nueva, por lo que es de los pocos discos que tuvo 2 portadas diferentes (en mi opinión, no muy acertadas), sin que hubiera ningún motivo de censura o similar (como si pasó en portadas de otras bandas). A pesar del cambio, ninguna de dichas portadas gustó al grupo.

A nivel de sonido, seguía la línea de “British Steel”, pero en algunos temas, se nota una influencia más “americanizada”, debido al éxito del disco anterior en los USA.

El disco tiene de todo: Hay varios temas que son típicos “sonido Judas”, como por ejemplo “Heading out the highway” (temazo con el que arranca el disco) o “Hot rockin’”. También hay otros con una base más rockanrollera, como por ejemplo “You say yes” (con un riff divertido y hasta con un toque “acedeciano”) o el tema “On the run” con el que acaba el disco. Y temas con una base y estructura más hard rock, algo más alejados del metal, como “All the way” o “Troubleshooter”.

También hubo espacio para temas más comerciales, como fue “Don’t go” (primer single). Sin duda, pensado para el mercado norteamericano. Uno de los temas más flojos (y que incluso desconcierta al empezar) sería “Turning Circles”, con unos acordes con influencias reggae. Curiosa manera de empezar una canción. Incluso los coros le dan un aire que resulta demasiado “fuera de lugar”.

Mención aparte merece el tema “Desert plains” (el cual aparece en una versión en directo, en la re-edición remasterizada del disco en 2001, que es una verdadera delicatessen). Para mí, el mejor tema del disco. Una base imponente y un riff machacón que hace que suene como una apisonadora. Tambien “Solar Angels” hace servir el mismo patrón, aunque no es tan duro como el anterior tema.

Sin duda, la evolución de este disco fue la semilla que dio pie al fabuloso “Screaming for vengeance” (uno de los mejores discos de Judas) que llegó un año más tarde, y en el que si consiguieron esa mezcla perfecta entre heavy metal y temas comerciales más enfocados al mercado norteamericano. Aunque seguían las melodías en muchos estribillos, su sonido se iba endureciendo poco a poco.

A nivel musical, destacar los solos y riffs de las guitarras del disco (ejecutados por Tipton y Downing), los cuales se combinan y mezclan de manera magistral. No hay ni un solo malo, ni un solo de relleno. Y a nivel vocal, ¿Qué decir de Halford? Estaba en un gran momento, y eso se nota en todo el disco.

Tom Allon fue el productor del disco (quien también produjo su “Unleashed in the East” de 1979), y siguió su trabajo con la banda inglesa hasta 1988 con Ram It Down. Durante los ochenta produjo algunos álbumes de otras bandas exitosas como Def Leppard, Krokus, KIX, Loverboy, Y&T y Rough Cutt, entre otras.

Resumiendo,… aunque no tiene el pedigrí del “Screaming for Vengeance” o “Painkiller”, sigue siendo un disco indispensable en la discografía de Judas Priest, y fue un disco básico en el sonido y evolución del Heavy Metal Europeo de los 80.

Como curiosidad, busca los videoclips de los 3 singles que lanzaron en su momento “Heading out to the Highway”, “Don’t go” y “Hot Rockin’”. Vistos ahora, con 40 años de distancia, muestran posiblemente lo que entonces estaba de moda. Así que, ya sabes: Busca este gran disco y pon bien alto el volumen. Descubrirás detalles que igual se te pasaron por alto en otras escuchas. Sin duda… un disco Hot Rockin’

Sello: Columbia Records

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *