“Ace Of Spades”, Mötorhead marca el camino

Más de cuarenta años acompañan a la obra maestra de Mötorhead. “Ace Of Spades”, mejora con los años como le pasa a los vinos. Siempre que le das una escucha descubres cosas nuevas, detalles que se te habían perdido en la maraña sónica que te ofrecían estos tres locos maravillosos. 

La importancia de este trabajo para el mundo del rock y del metal es crucial. Nacido entre el ímpetu del punk, y los primeros escarceos del heavy metal, representa el crossover por antonomasia, el cruce de caminos, el principio y el fin de todo. 

Parece increíble que un 8 de noviembre de 1980, LemmyKilmister, Phil “Philthy Animal” Taylor y Eddie “Fast” Clark, pudieran parir una salvajada de este calibre. Porque este álbum, es eso, una verdadera salvajada solo al alcance de los dioses del rock. 

La primera innovación, por así decirla, es que el grupo lo compusieran solo tres músicos. Resulta increíble ver y escuchar como una apisonadora de este calibre, puede salir de un número tan reducido de artistas. El rock minimalista, crudo y sin aditivos necesitaba con ellos pocas herramientas para crear, himnos imperecederos. 

La gran aportación es el sonido. A medio camino de todo. Ni enteramente punk, ni totalmente heavy, más que rock. Tener la capacidad de crear un sonido propio, un sello. Casi me atrevería a decir que Mötorhead crearon un género musical en si mismo con este trabajo.

No podemos olvidar la mítica portada del álbum. Por primera vez no aparece su mascota diseñada por Joe Petagno  “Snaggletooth”, y aparecen como cowboys en el desierto. Su pinta es de las que hacen época. La estética de la banda, también influenciarían a genreaciones venideras. Cintos con balas, botas de cuero, pantalones ajustados etc… 

Es justo decir que “Overkill” y “Bomber” ya nos avisaban de lo que venía, pero es en “Ace Of Spades”, donde cristaliza todo. El cuarto álbum de Lemmy y cía contiene trallazos del calibre de: “Ace Of Spades”, “Love Me LikeA Reptile”, “Shoot You In The Back”, “Live To Win”, “Fast And Loose”, “(We Are) The Road Crew”, “Fire, Fire”, “Jailbait”, “Dance”, “Bite The Bullet”, “The Chase Is Better Than The Catch” y “The Hammer”. Los he dicho todos, porque dejarse alguno, es no reflejar fielmente lo que te encontrabas en esta biblia de los sonidos distorsionados. 

Un álbum que fue precursor a su vez de otros géneros. Ahí radica su grandeza. No solo unía géneros, si no que dio paso a otros como el speed metal o el thrash metal. Todas las bandas de thrash metal que surgirían en años venideros, tienen como referente claro a Mötorhead, y en especial este álbum. Nunca nadie había tocado tan rápido, fuerte, y con tanta precisión. Una nueva era se abría ante todos. 

Es curioso como el propio Lemmy abominaba de meter a Mötorhead dentro del metal. Se consideraba un músico que venía desde mucho más atrás. Dijo hasta la saciedad en miles de entrevistas, que su banda era una banda de rock and roll sin más. Era grande hasta en estos pequeños detalles. 

Un álbum para la historia. Un puñado de canciones de marcaron la senda a seguir durante décadas. Si no hubiera existido este álbum, habría que haberlo inventado.

One Reply to ““Ace Of Spades”, Mötorhead marca el camino”

  1. Avatar
    Francisco Morales

    We are motorhead we play rock and roll. Así empezaba Lemmy sus conciertos. Pero eran mucho más que eso, tienes toda la razón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *