At The Gates firman un álbum notable con “To Drink From The Night Itself”

Para hablar de At The Gates habría que sacarse el sombrero. Los precursores del death metal melódico sueco son unos maestros en lo suyo, eso no se le puede negar. Su regreso tras más de 14 años sin firmar un nuevo trabajo fue más que sonado. Parecía difícil que firmaran un disco a la altura de su leyenda tras volver y lo hicieron con su “At War With Reality”. Ahora atacan de nuevo con “To Drink From The Night Itself”, un buen disco pero no tan notable como su predecesor.

Tenemos que tener en cuenta la baja que ha tenido la banda. La salida del guitarrista Andreas Bjöler se ha notado algo en la resolución final del disco. Bjöler era uno de los principales compositores del grupo sueco y eso resiente bastante la estructura de la formación. Con todo este nuevo álbum es un buen ejemplo de que los suecos siguen en buena forma, y que su regreso no fue flor de un día.

Como rasgo positivo debemos destacar que la banda sigue impertérrita a modas y devaneos  con otros géneros, como han hecho otras formaciones, y no buscan lo accesible para agrandar su nicho de mercado; su autenticidad está a prueba de bombas.

At The Gates siguen a lo suyo enarbolando la bandera de ese death metal melódico que les dio la fama absoluta. El álbum encierra todo un elenco de riffs poderosos, pesados, con mucho groove y la figura de Lindberg tan potente como siempre; su voz no deja títere con cabeza.

En lo musical me quedo con trallazos como: “Palace Of Lepers”, “Daggers Of Black Haze” o la tremenda “Seas Of Starvation” toda una oda a la agresividad más potente.

Buen disco de At The Gates, nos ha sabido a poco, pero no deja de ser un álbum más que recomendable.

Sello: Century Media

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *