Belzebubs #1 “Pantheon of the Nightside Gods”

Provenientes de la tira cómica escrita y dibujada por JP Ahonen (también autor de Sing no Evil en 2014) y popularizada por la web metal injection y posteriormente en formato físico. Conglomerado de cómic, animación y ahora música, Belzebubs se expande como la espuma partiendo de la historia de una familia nacida en el black metal y el ocultismo. La rutina de Sløth y su esposa Lucyfer junto a los hijos Lilith y Leviatán.


Belzebubs formados como trío en Finlandia, con Sløth al mando en 2002, publicaron en 2006 su debut autoeditado “Quis Novit Daemonis Astus”. En 2009 con la incorporación de Obesyx como guitarrista principal autoeditaron “Moth of Satanas”. Tras numerosos cambios de formación, la banda ha encontrado cierta estabilidad con la llegada de Samaël a la batería. Hasta aquí la ficción.


Tras la publicación del single “Blackened Call” en junio de 2018, pudimos escuchar el sonido real de la banda, suerte de Dark Epic Melodic con toques Black/Death. Sonido Amon Amarth buscando el flipe del escuchante a base de un trémolo protagonista, con más épica que técnica, y topicazos a tutiplen. Voces dobladas a cargo de Niilo Sevänen (Insomniun) e intercambios con lírica oscura de Hubbath (dibujo que toca el bajo).Viendo el clip de este tema, ya se decanta uno por no tomarlos en serio. Porque una cosa es el origen cómico a modo “Osbournes” del comic y otra muy diferente la música que hace un padre de familia con sus colegas y que te edita Century Media.


Con esta base, el pasado 26 de Abril se publica “Pantheon of the Nightside Gods” con una producción y ambientación impresionante. Abre el disco el adelantado en video “Cathedrals of Mourning”, corte de épica oscura a base de un teclado magistral (sin duda lo mejor del disco) que recuerda a “Enthroned Darkness Triumphant’ de los noruegos Dimmu Borgir.

La fórmula es idéntica a “Blackened Call” con el añadido de una guitarra aportando toques progresivos y el mencionado teclado. El video, pues mucho flipe a base de poses a lo Immortal, topicazos por doquier y ese humor inapropiado que les hace perder valor como banda a tomar en serio.

Se incluyen más cortes Dimmu Borgir/Amon Amarth como “The Faustian Alchemist” o el facilongo “The Werewolf Bride”. Además del corte melancólico, a la vez de indigestible “Acheron”, que en alguna parte me recuerda a mis amados Asgaroth y en su parte más veloz a COF. El fácil recurso de seguir la melodía de guitarra con la voz, solo le queda bien a Amon Amarth.


Existen buenas piezas en este álbum y no todo son caricaturas black. Cortes como la agresiva “Nam Gloria Lucifer”, con los únicos arpegios black de todo el disco y un trémolo trabajado además de voz de ultratumba empastada. Afea el tema un contratiempo espantoso y el recurso fácil antes descrito. 


Y para mí lo mejor del disco, “The Crowned Doughters”+ “Dark Mother”. Incursión con mucho acierto en la mística de la música oscura, suerte de progresivo extremo a lo Opeth combinando tiempos y tonalidades con maestría. Acorde de guitarra acústica ultrapegadizo (olor a “The Accolade” de Symphony X tocada por Dream Theater intentando imitar a Jethro Tull) que armoniza está genial composición.


Cierra el disco la canción que da título al disco. Sonido Empyrium/Wintersun, con altibajos. Banda sonora de lo que podría ser lo siguiente del polifacético mundo Belzebubs. Una película.


Era arriesgado añadir la imprescindible base black, esa locomotora que hace del estilo inconfundible y a la vez para muchos insoportable. Espero que al menos suponga la puerta de entrada a las nuevas generaciones black. El disco queda flojete y hace que destaque más por lo visual. (Las bromas de los vídeos, más propias de un making of, a los fans del comic les troncharán de la risa y pillaran muchos guiños que a mí se me escapan).


Agradecido por bordear la línea del mainstream con una estética y alardes de uno de mis estilos favoritos, les deseo buena gira con Marceline de Adventure Time y B.E.R. Mientras tanto, seguiré disfrutando del sonido black sin trampa ni cartoon .

Sello: Century Media

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *