Berri Txarrak vuelven a dar en el clavo con “Infrasoinuak”

No hace falta decirlo, aunque no está mal recordarlo, que nos encontramos ante una de las mejores bandas del panorama estatal. Berri Txarrak, representan para un servidor, la imagen que tendríamos que tener y proyectar de nuestro país. Una banda actual, de una calidad incuestionable, con su lengua materna como bandera para expresar su música, y una mezcla de estilos, que han llevado como consecuencia que tengamos un sonido Berri Txarrak, un marchamo, una marca personal al alcance de muy pocos.

Si ya en su anterior larga duración “Denbora Da Poligrafo Bakarra” (2014), dejaban el listón muy alto, con este “Infrasoinuak”, dan una vuelta de tuerca más a su sonido, y se meten de lleno el la élite del rock de este país.

Siguen experimentando, explorando nuevos lugares, pero a la vez no dejan de tener los pies en la tierra, no abandonan las raíces que les han llevado a estar donde están.

Lo primero que debemos destacar es la producción. El trío ha echado mano de nuevo de Bill Stevenson (Descendents, Black Flag), dándole el toque nuevamente que necesita la banda para que todo suene como debe de sonar.

Encontraremos en este disco de todo como en botica. Desde el comienzo con “Dardaren Bat”, los toques stoner se hacen dueño de la canción y nos muestran un camino variado y alternativo como pocos.

Aromas punk-rockers los escuchamos a la primera en cortes como “Zuri”, o el tema que da nombre al disco, en el que la melodía y los sonidos más contundentes se mueven y mezclan con facilidad.

Incluso sonoridades power pop nos las encontramos en “Beude”, con unas reminiscencias noventeras que quitan el sentido o mieles de hardcore para disfrutar en temas como “Hozkia”, “Sed Lex” o “Katedral Bat”.

Poco más añadir, Berri Txarrak, lo han vuelto a hacer, y yo ya he perdido la cuenta…

Sello: Only Dreams, 17

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *