“Castles” (Daniel Tompkins), la perfecta línea entre el corazón y el alma

El británico Danel Tompkins, más conocido por ser el frontman de Tesseract y crear los aclamados “One”, Polaris” y “Sonder”, además de crear nuevos espacios musicales en solitario con Zeta o White Moth Black Butterfly, nos trae ahora un nuevo trabajo de estudio “Castles”, presentado bajo su nombre y persona, Daniel Tompkins, editado por Kscope. 

Una vez más hay personas inquietas y creativas que no cesan en su búsqueda identitaria, creando nuevas experiencias y texturas musicales, que van más allá de convencionalismos, aunque en esta ocasión puede que lo haya, pero es tan personal e introspectivo que gana enteros como un trabajo más que destacado, donde la electrónica, el pop, el rock y un sonido fututista  que unido al gran trabajo vocal de Daniel, desarrolla un trabajo de altura con ciertos recuerdos a Puscifer, Nine Inch Nails, o Massive Attack.

“Saved” es su buque insignia, además de ser el tema que abré el trabajo, encontramos en la parte final tres versiones del mismo donde colaboran en su nueva visión RandySlaugh de White Moth Black Butterfly, Paul Ortiz o Acle Kahney de Tesseract. Un corte especial que crece a cada paso que da, entre loops, teclados intimistas y una melodía vocal hipnótica y ensoñadora, que con la reinvención final gana enteros en diversos estilos electrónicos siendo cada corte una capa más de atmosferas reestructuradas. Per o es que cada tema, nos introduce más en un camino interior donde dejar volar los sentimientos y nuestros sueños como en “Black The Sun”, uno de mis cortes preferidos, que viaja sutilmente entre una musicalidad sutil progresiva que transporta nuestra alma un paso más allá con un estribillo poderoso donde unos riffs de guitarras y un cambio en la intensidad vocal intensifican lo emocional.

“Castles” y “Telegraph”, exploran otros caminos, entre la modernidad de la primera y el toque jazzístico que cierra el trabajo, toda una delicia para nuestros oídos, además de incluir un toque de instrumentos de cuerda, recordándome a Puscifer y ese poder de trasladarte a otra dimensión de Maynard. Este fantasma compositivo fluye en el álbum como influencia y “Kiss” me parece un verdadero temazo donde la electrónica y el gen Tool marca los acentos musicales y crean unas armonías bestiales instaurando una sensación ascendente para caer en un vacio gravitacional llevándonos a “Limitless” en la misma línea para retomar las guitarras en “Cinders” con un toque de post rock emocional.

Daniel Tompkins, ha tocado la fibra sensible y experimental con un trabajo donde fluyen las emociones y sentimientos a través de una música y unas melodías tan especiales que formaran parte de tu alma.

Sello: Kscope

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *