Crítica: “Easter Is Cancelled” – The Darkness

Nuevo trabajo de The Darkness que se están convirtiendo en una máquina perfectamente engrasada de facturar buenos discos de rock y, además, tener una excusa para salir de nuevo a la carretera.

Para disfrutar de este nuevo álbum, esta es mi opinión, hay que olvidarse del pasado glorioso que tuvo esta banda ya hace bastantes años. 

Si lo que esperas es el nuevo “Permission to land” o incluso otro “One way ticket…” olvídalo. Obras como esas sólo se dan una vez en la vida. ¿O es que acaso AC/DC sacaron algún disco comparable a “Highway to hell” o “Back in black” después de estos?

En este nuevo disco titulado “Easter is cancelled” tenemos lo que nos suelen ofrecer los hermanos Hawkins y compañía, un buen puñado de canciones competentes, con melodías sólo al alcance de unos pocos, coros made in Darkness y variedad compositiva (siempre dentro de los parámetros de la banda), que va desde el hard rock hasta el folk inglés, del que siempre guardan alguna perlita (en este disco “We are a guitar men”).

Por supuesto, siempre es un placer escuchar esas guitarras dobladas que se gastan los hermanos, así como ese bendito falsete que posee Justin y que ha hecho tan especial a esta banda, pero que, también, les ha sido perjudicial, no se sabe muy bien por qué, al considerarlos algunos como una broma de grupo. La potente base rítmica de Frankie y Rufus cierra un círculo perfecto.

La verdad es que muchos de las bandas más grandes del momento matarían por tener temas como “How can I loose your love” o “Liv ´til I die” en su discografía, canciones que salen desde el corazón de artista de unos tipos que aman el rock y lo demuestran con buena música.

Además, si a todo ello le añadimos un buen trabajo de portada muy polémica con los miembros de la banda como protagonistas bíblicos e incluso Justin crucificado, tenemos un pack muy atractivo.

Lo único que no me ha convencido ha sido la elección de “Rock and roll deserves to die” como single. Creo que, sin ser un mal tema este, los temas citados anteriormente en esta crítica son bastante más poderosos como lanzamiento del disco o, incluso el tema que da titulo al disco y cuyo riff de guitarra es una pasada.

Como conjunto, este disco me parece algo inferior a los anteriores “Pinewood smile” y “Last of our kind”, pero muy disfrutable igualemente.,

Sólo añadir que si no los has visto en directo, ya lo estás arreglando ya que tienen un directo demoledor que no te dejará indiferente.

Sello: (Cooking Vynil Limited)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *