Crítica: “Fatal Mistakes” (Del Amitri)

Les hemos echado de menos. 19 años son muchos.

Nos llega lo más nuevo de Del Amitri, una banda escocesa no muy conocida por estos lares, pero que, tras el lanzamiento de “Can You Do Me Good?” en 2002, vuelven ahora de nuevo con un nuevo disco de estudio y nos obsequian con 13 cortes de rock, con mucha melodía y toques pop, que hará las delicias de los seguidores de la banda.

También vuelven a la escena, con gira (de momento, programada solo en UK) incluida para el otoño.

Para aquellos a los que Del Amitri no les suene mucho, decirles que es una banda de rock formada en Glasgow en 1982. Fue fundada por su vocalista y bajista Justin Currie después de poner un anuncio en una tienda de música. Enseguida llegó Ian Harvie a la guitarra, así como Bryan Tolland (guitarra) y Paul Tyagi (batería). Desde entonces, se han sucedido varias formaciones y diferentes miembros en la banda, siendo Currie y Harvie los únicos miembros originales que se han mantenido hasta hoy.

El disco está producido por Dan Austin (conocido por sus trabajos con Biffy Clyro y You me at six), y ha contado con la colaboración (aparte de Justin Currie al bajo y voz, y de Ian Harvie a la guitarra) de Ash Soan a la batería, Andy Alston a los teclados y percusión, y la guitarra de Kris Dollimore. Todos los temas están compuestos por el dúo que lleva en la banda desde el principio: Justin Currie (quien también lleva años publicando discos en solitario) y Ian Harvie, compañeros de fatigas desde los 80.

“Fatal mistakes” arranca con “You can’t go back”, un optimista tema, con una letra que viene a decirnos: “hemos vuelto”, y que nos invita a seguir escuchando hasta el final. Sin duda, nos recuerda el estilo que iniciaron a principios de los 80. Enseguida llega uno de los “caramelos” del disco. Se trata de “All hail blond”, el cual lleva el sello inconfundible de Currie y Harvie en la composición, y con un trabajo impecable en la estructura y los coros. Vuelve a subir la intensidad y la distorsión (controlada) con “Musicians and beer”, toda una declaración de intenciones de la vida (canalla) de un músico. Llega “Close Your Eyes & Think Of England”, el cual fue presentado el 14 de mayo, como el primer single previo al lanzamiento del disco. Sin duda, otra tranquila “delicatessen” del disco.

“Losing the will to die” nos pone de nuevo las pilas, con un corte que nos lleva a los 90, época en la que publicaron sus discos más vendidos. Y si hay un corte que podríamos catalogar como “la típica balada” del disco, este sería “Otherwise”, con una letra que juega con las dos caras del “amor/desamor”. Otro gran tema es “It ‘s feelings”. Al empezar, si no fuera por la voz de Currie, pensaríamos que se trata de un tema nuevo de Crowded House. Vuelve de nuevo la guitarra cruda y áspera de Harvie a sonar en “I’m so Scared of Dying“, otro gran temazo del disco, con toques que nos pueden recordar a Tom Petty. En ambos casos, pop-rock de muchos kilates. La sencilla “Mockingbird, copy me now”  y “Missing person” se podría decir que son los cortes más folk del disco, y nos demuestran que basta con un acordeón, un hammond y una guitarra acústica para hacer grandes temas.

Encaramos la recta final de este disco. Y lo hacemos con “Second Staircase”, un corte tranquilo y sosegado que juega con la metáfora de tomar según qué caminos en la vida. A continuación suena “Lonely”, otro gran tema. Al igual que en discos anteriores, conserva esas reminiscencias southern de los Del Amitri. Y para finalizar, nos obsequian con el tema más largo (casi 8 minutos) del disco. Se trata de “Nation of Caners”, un tema que va subiendo de intensidad hasta convertirse en el epílogo perfecto de este gran “Fatal Mistakes”

Como resumen final, destacar la voz grave y profunda (e inconfundible) de Justin Currie (a quien sigo también en su carrera en solitario, algo que también os recomiendo), la producción del disco, y, como no, esa veteranía que les hace sonar tan bien. No necesitan ni singles, ni temas “pegadizos” para entregar 13 cortes perfectos, sin estridencias, sin artificios. Solo es rock con mucha melodía, con tintes de pop y de muchas cosas, en un cóctel bien compuesto y bien hecho. 

Lo único que se les podría reprochar es la poca duración de los temas, pero, como dicen que los buenos discos de pop deben durar poco, Del Amitri han seguido el consejo casi al límite. Si, los temas son cortos (excepto el último) pero intensos. Tal vez sea uno de los motivos por los cuales el tiempo pasa volando escuchando buena música.

¿Cómo podríamos catalogar el estilo de Del Amitri?. ¿Pop-rock? o… ¿rock-pop?. Sea cual sea la “etiqueta” que le pongamos a este “Fatal Mistakes”, lo que sí está claro es que es un disco atemporal y balsámico, y sin duda, podría decirse que tal vez sea el mejor disco de su carrera. 

Siendo escoceses,…¿qué mejor que un buen malta para escucharlo? 

Sello: Cooking Vinyl Limited

2 Replies to “Crítica: “Fatal Mistakes” (Del Amitri)”

  1. Natalia

    Exactamente lo que pienso del album, lo de la duración de los temas, siempre me ha dado la sensación de que se me quedabn cortas, estás disfrutandolas y se acaban, así que hay que oírlas muchas veces. Adoro a Del Amitri, a mí tb me parece éste si no el mejor, un album de regreso por todo lo alto para nosotros sus fans incondicionales!

Responder a Natalia Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *