Crítica: «Gashtly Waves & Battered Graves» (Vulture)

Nunca he sido muy de los sonidos nostálgicos ya que me parecen en muchos casos parodias y como casi todos los que tenemos una edad preferimos asociar ese sonido al contexto de la época. Ahora bien, sigo disfrutando del sonido old school bien hecho, factor que creo que ha sabido reconducir el ahora quinteto alemán de speed/heavy/thrash Vulture, tornando el sonido nostálgico parodioso de su debut al old school de este «Gashtly Waves & Battered Graves». Tacho mi etiqueta personal que tenía sobre ellos como los Enforcer del thrash después de este disco y después de ver su actuación en el Rock Hard.


Tras la primera escucha, el disco muestra una producción menos exagerada donde han sabido poner en el plano exacto el sonido de timbales a cubos de playa dados la vuelta y el multiefectos ya no tiene pasado de rosca el potenciometro. Continúa la reverb exagerada en el caso del vocalista Steeler, pero mucho mejor empastada a la velocidad y bien acompañada de coros, con clarísima influencia de Agent Steel o Evil Invaders. Puro high speed thrash de arma blanca.


El disco lo componen 9 temas directos, protagonizados por la velocidad propia del estilo y mucho homenaje. Marcada vertiente Maiden (especialmente el bajo de Axetinctör)  en cuanto a melodía y algunos solos, riffs a lo Destruction, Exodus e incluso Judas. 

La voz de Steeler no es comparable a la de Souza, Cyriis o Halford pero tiene recursos partiendo de la base alocada de un Zed McGlunck (de loca academia de policía) aplicando un falsete vistoso y más que digno.


Destaco los cortes «Fed to Sharks» donde ejecutan a la perfección el manual del speed metal, «B.T.B (Beyond the Blade)» con sensacional video, el variado «Gashtly Waves & Battered Graves» donde la banda demuestra que tienen cualidades con sonidos más thrash, «Tyrantula» con vertiginoso palm mute y estructura currada o la agresiva «Murderous Militia». El disco lo cierra la versión de «Killer on the Loose» de Thin Lizzy, compuesta por un Lynnot emulando a Jack el destripador.


Un Jack que guía los pasos de estos reconducidos navajeros alemanes que defienden su subgénero favorito a la antigua usanza. Me uno a esta pandilla.


Sello: Metal Blade Records


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *