Crítica: “Heavy Metal a Rules” – Steel Panther

Steel Panther no son una banda de medias tintas, o te encantan o les detestas. Ellos tratan de reverdecer viejos laureles de una época ya muy lejana en el tiempo, los años 80, y se dejan la piel en ello, lo cual es de agradecer. 

Pero claro, estamos en 2019 y la gente que no vivió aquella época no creo que entienda bien toda esta forma de vida que lleva al límite esta banda.

Además, los Panther cumplen otra máxima de las bandas del denominado sleazy rock, crear polémica allá donde van. Sin ir más lejos la última la han tenido con uno de los mayores iconos de aquel movimiento, ni más ni menos que Mōtley Crūe, con un cruce de declaraciones que imagino bien orquestado buscando publicidad para el lanzamiento del álbum.

Por otra parte, si en un disco de Whitesnake puedes encontrar mil veces la palabra “love” en sus letras, las cuatro letras fetiche de esta banda son “fuck”, algo que para el que escribe esto resulta un tanto cansino, aunque igual de respetable a la opción de Coverdale and cía. Desde luego, hay que respetar la libertad de expresión, pero, a mí, sinceramente, me resulta todo bastante infantil y predecible.

Y después de toda esta pesada introducción, vamos a lo que os puede interesar, las canciones del disco.

He de reconocer que, a pesar de lo expuesto más arriba el disco no está nada mal.

Posee una producción acorde a la calidad que se le supone y muy limpia que hace que se oiga cualquier detalle a la perfección.

El single de adelanto que publicaron, “All I wanna do is fuck”, es todo un puñetazo de energía y, a la postre, el mejor tema del álbum, junto con el sleazy rock desenfadado de “Fuck everybody”.

Pero no todo tiene por qué ser sleazy y así el tema “Let’s get high tonight” lo podría haber firmado una banda de los 90 cambiándole la producción.

“Always gonna be a go” y “Ain’t buying what you selling” llevan al lado tierno del heavy metal, aquel en el que reinaban las baladas.

Así, en conjunto, se trata de un grupo de canciones que no van a cambiar el curso de la historia, pero que te pueden alegrar el día.

¡Ah! Y que conste, Steel Panther no son ninguna broma, aunque igual los primeros que se tienen que creer eso son ellos mismos.

Sello: Steel Panther Inc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *