Crítica: “Locked & Loaded” (Voodoo Circle)

Sexto trabajo de estudio de los germanos Voodoo Circle (o dicho de otra manera, el proyecto en paralelo de Alex Beyrodt), quienes no han perdido el tiempo durante el año del confinamiento y nos obsequian con este fantástico “Locked & Loaded”, un disco lanzado a principios de este 2021, y cargado de mucho rock’n’roll, heavy clásico, muchos riffs y un gran sonido.

Como siempre, al escuchar el disco, nos vienen a la mente multitud de nombres, influencias y reminiscencias de cosas ya oídas. Aunque no han inventado la sopa de ajo, y nunca serán recordados como revitalizadores del género, se nota que saben lo que hacen, y siguen ofreciéndonos a su manera “raciones” de temas y bandas que marcaron las bases del hard rock, hace ya unos cuantos años.

Un detalle importante al escuchar el disco, es el predominio en todos temas de la guitarra de Alex Beyrodt(líder de la banda y guitarra también de Sinner, SilentForce, Sygnet, Primal Fear,…) y, como en discos anteriores, cabe destacar la perfecta mezcla y producción del también bajista Mat Sinner (quien no solo produce el disco, sino es también compañero de Beyrodt en todas las bandas de éste). Y para cuadrar el círculo, celebramos la vuelta del británico David Readman a la voz, y de MarkusKullmann a la batería (ambos, después de un paréntesis de 4 o 5 años fuera de la banda).

El disco arranca desde todo lo alto con “Flesh & Bone”, temazo potente y cañero, que sirve para despertar al personal, y con unos bonitos arreglos de Hammond, al más puro estilo del inolvidable Jon Lord. 

Con una interesante introducción de teclados, continúa el disco con “Wasting time”, tema que avanza con retales de Purple y Rainbow y que nos deja un buen sabor de boca. Tras la misma, nos encontramos con la zeppeliana “MagicWoman Chile”, canción que “bebe” de la guitarra de Page, y que incluso mezcla fragmentos que también nos recuerdan a Coverdale en sus buenos tiempos.

Y llega uno de los temas más potentes y rockeros. Sin duda, un temazo que puede funcionar de maravilla en directo. Se trata de “Locked & Loaded”, el tema que titula el disco. Gran riff, gran estribillo, y con unos arreglos de teclados que le dan un aire moderno y desenfadado. Para mí, el mejor del disco.

Sigue en la misma línea “Devil with an angel smile”. Tema basado en un riff pegadizo al más puro estilo Beyrodt, quien se desmadra en el solo de guitarra con bendings imposibles.

El siguiente tema es “Straight for the Heart”, el cual parece sacado del disco 1987 de Whitesnake. Desde el principio tenemos la sensación de haberlo escuchado antes, ya que tanto la guitarra como la voz nos llevan por pasajes tan reconocibles, que llegamos a pensar que es imposible que lo hayan hecho “sin querer”. La misma sensación tenemos al escuchar “Eyes full of tears”, un medio tiempo con aires de balada rockera al más puro estilo de Coverdale y compañía.

A continuación suena “Devil’s cross”, 8º tema de este gran “Locked & Loaded”. Arranca con una buena pegada y una pesada base, y a través de un gran trabajo de voces, nos lleva a un estribillo con más melodía. El disco sube de revoluciones de nuevo con “Trouble in the moonlight”. Gran tema que también nos transporta al hard rock más ochentero.

Y llega el momento de la “balada-balada” del disco con “This song is for you”. Gran arreglo de Hammond para una canción compuesta para el lucimiento de Beyrodt. Aquí reluce más que en ningún otro tema, la innegable influencia de Gary Moore sobre el guitarrista alemán. No sólo por la forma de ejecutar las melodías, sino hasta en el sonido y en el feeling que le imprime, es difícil no acordarse del malogrado guitarrista irlandés.

Y llegamos al final con “Children of the revolution”. Como en el resto de temas, un potente y aplastante sonido (la base rítmica es impecable) y un buen trabajo en la guitarra y la voz para poner el cierre a este gran  disco.

Como resumen, simplemente añadir que no es un disco revolucionario. Sin menospreciar el resultado final, Voodoo Circle es una banda que, aunque no aporta nada nuevo bajo el sol, se nota que son “perros viejos”, y han sabido construir un disco equilibrado, con temas pensados para el directo. Lamentablemente, el único “pero” es el exceso de influencias o guiños (riffs, melodías, estribillos, sonido, etc.) que abundan en esas 11 canciones, y que nos recuerdan tanto a grandes bandas de la época dorada del hard rock y del heavy metal.

Sin duda, aunque tal vez Beyrodt (líder de la banda) tenga su sello personal, es inevitable que nos recuerde (por su sonido, por su forma de tocar, por su técnica) a genios como Malmsteen, Blackmore, Schenker, Sykes, Page, Moore, etc… así como es imposible no compararlo con dichos monstruos.

Otro detalle importante es la voz. Aunque David Readmanno es David Coverdale, hay muchos momentos en los que se le parece. Y mucho. Por lo que, si te gustaron los discos que publicó Whitesnake durante la década de los 80, es muy probable que te guste este “Locked & Loaded”. 

Lo que para muchos puede ser lo más criticable (negativamente hablando) del disco (o sea, ese continuo homenaje o tributo a Whitesnake y otras bandas de los 80), es muy probable que para otros oyentes sea lo más positivo del mismo, por lo que el vaso no hay porque verlo medio vacío, sino… medio lleno. 

Como siempre, se recomienda el volumen al 11 y una cerveza fresquita, para disfrutarlo.

Sello: AFM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *