Crítica: “Tintregen” – Ashen Horde

Ashen Horde, la incombustible banda comandada por el excéntrico multiinstrumentista Trevor Portz, volvía al ataque el pasado marzo con su tercer álbum “Fallen Cathedrals” después de un parón de dos años. Dos años donde muchas cosas debieron pasar para tomar la decisión de dejar de trabajar solo y contar con el bueno de Stevie Boiser (vocalista de Inferi y Equipoise), grabando un álbum diferente, con la llegada de la temida voz limpia, menos valiente que los anteriores y perdiendo la referencia Emperor/Immortal/Enslaved con la que partir en las progresiones y métricas extravagantes del genial “Nine Plagues” (2015).   El pasado 17 de Diciembre se publicaba un nuevo EP, “Tintregen”, cuatro temas que confirman el girito a sonidos más death (core), poderoso sonoramente y de mezcla arriesgada que gana en pegada con el fichaje del batería Robin Stone pero pierde el factor sorpresa del impredecible black progresivo.


“Roar of the Wyrm” te aplasta de entrada mostrando la artillería pesada de los nuevos Ashen Horde, trémolo veloz y mucho golpe que desemboca en pasajes más británicos. Los shrieks de Portz y los growls de Boiser campan a sus anchas fusionándose por momentos en la nube de arpegios para invocar al feroz Wyrm en una suerte de raw black moderno que suena sinfónico sin sinfónica y dónde Portz vuelve a demostrar que los solos no son lo suyo.”The Entity” es el tema accesible, con el limitador de revoluciones activado, cuenta con los elementos básicos encajados a la perfección para que entre a la primera.

Trémolo balanceado como cebo, arpegio misterioso, acorde nocturno marca de la casa, voces empastadísimas y base juguetona. Fácil y sencillo, buen tema.Mismos ingredientes en “The Torture Cycle”, esta vez en una estructura más compleja y progresiva que pasa por un valle donde te atrapa una hipnótica épica de la que despiertas con la agresiva dupla vocal.

Cierra “Mourning Due” que camina por el sendero de “Fallen Cathedrals”, un brainstorming sin filtro donde deambulan todo tipo de tempos y subgéneros usando una horrenda voz limpia de instituto como pegamento, tema arruinado.El quinto tema “A Semblance of Normalcy”, descarte de la grabación del EP con buen criterio, fue publicado el 7 de Enero como apoyo a WWF para la repoblación de koalas tras la masacre producida por los incendios en Australia. 310$ recaudados que para mí significan más que los 500K de Metallica.


“Tintegren” deja claro que esta banda de Hollywood tiene firme voluntad de moverse por territorio extremo, pero por otro, tras el fichaje de Igor Panasiewicz al bajo para el inminente nuevo trabajo, demuestra que Portz siente cierta incomodidad en el underground extremo, donde no puede dar rienda suelta a su imaginaria más allá de lo oscuro y poder seguir los pasos de su adorado Dewin Townsend. 

Sello: Independiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *