“Kill’ Em All” (Metallica), el comienzo de la leyenda

Madre mía lo que ha llovido ya. Nada menos que 36 años han pasado desde que Metallica iniciara su andadura en el mundo del metal. Si no contamos algunas demos editadas, “Kill’ Em All” es el comienzo de la leyenda de los cuatro jinetes de San Francisco.

Un álbum muy especial por varias razones. La primera obvia ya la hemos comentado, la ópera prima de Metallica les posicionaba como pioneros del thrash metal. El movimiento Bay Area no sé entendería sin este increíble álbum.

Para muchos otra de las razones capitales que dotan a este álbum de ser algo único, es el sonido que contiene. Una mezcla entre punk, heavy metal y rock, que terminó dando salida a un nuevo género musical.

Este trabajo también marca el nacimiento de otro monstruo de la escena. Nunca una salida de un grupo tuvo tanta repercusión en un género musical. Dave Mustaine era despedido de la banda por su querencia hacia las drogas. Su marcha provocó el nacimiento de Megadeth, el hermano bastardo de Metallica, que se pasaría toda una vida persiguiéndole en busca de justicia. La huella dejada por el pelirrojo más famoso de la historia del metal, en cortes como “Jump In The Fire” “Metal Militia” o “Phantom Lord”, es imborrable. Como curiosidad también señalar que “The Four Horsemen”, fue un tema escrito originariamente por Mustaine, que en un principio se llamó “The Mechanix”, y que tras la entrada de Kirk Hammet, el cual le metió unos arreglos, y cambio de letra por parte de James Hetfield, tuvo como final llamarse como hemos señalado anteriormente.

Con Hammet en el grupo, Ulrich, Hetfield y Burton, crearon himnos del calibre de “Seek & Destroy”, “Whiplash” “No Remorse”, o la maravillosa instrumental realizada por Cliff Burton “(Anesthesia) Pulling Teeth”.

Hablando de Burton, en este álbum ya se empezaba a vislumbrar su genio, aunque nada que ver con la explosión de creatividad en los dos álbumes posteriores de la banda: “Ride The Lightning” y Master Of Puppets”. A Burton también se debe el nombre del álbum, al enfadarse con algunas distribuidoras de discos que se negaron a lanzar este álbum.

En un principio el título del álbum iba a ser “Metal Up Your Ass”, el sello Megaforce Records insistió en cambiarlo por el ya conocido.

En una edición posterior se añadieron las versiones siguientes: por un lado “Am I Evil?” de Diamond Head y por otro “Blitzkrieg” de la banda con el mismo nombre.

Este álbum marca el inicio de una carrera legendaria. Nadie podía sospechar en 1983 que Metallica llegaría hasta donde ha llegado. Sus siguientes álbumes los engrandecieron hasta cotas insospechadas, no solo fueron precursores de un estilo musical, si no que lo fueron cambiando a su antojo metiendo elementos melódicos, progresivos y orquestales, creando una hidra de siete cabezas imposible de parar.

“Kill’ Em All”, fue un álbum al que me asomé tras conocer “Ride The Lightning”, y Master Of Puppets”, por ello mi sensación fue al principio que era un álbum muy limitado. Con el tiempo supe valorar la verdadera esencia del mismo, y comprobar de primera mano como cuatro cuasi adolescentes realizaban una obra maestra casi sin querer.

Un álbum imprescindible para conocer la historia y evolución del metal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *