La abominación de Firespawn

El conglomerado sueco de eminencias de lo extremo Firespawn regresa con un esperadisimo nuevo trabajo, “Abominate”.

En sus dos entregas anteriores nos ofrecieron un death metal fresco y brutal, con matices modernos mezclado por toques majestuosos y técnica fruto de su experiencia en lo más profundo del abismo.Alex Friberg (Necrophobic – bajo), Matte Modin (ex-Dark Funeral, ex-Defleshed – batería), Fredrik Folkare (Unleashed – guitarra), Víctor Brandt (Entombed AD – guitarra) y LG Petrov (Entombed AD – voz) se han vuelto a juntar para su terapia bianual y expulsar su ira y tensiones primarias, pero esta vez lo hacen en la sala de musculación del infierno y nos presentan su disco más bestia hasta el momento y pasan directamente a la acción sin contemplaciones con su abominable creación lista para el combate, con otro portadón del luchador Paolo Ricardi.


Los tres temas que adelantaron a la publicación de “Abominate” hacían presagiar la tendencia alcista de sus dos anteriores trabajos, con “The Great One” aportaban esa sutileza técnica del tándem Brandt-Folkare domando una bestia fácilmente descarriable por continuos blast beats y un LG Petrov con voz doblada por si no tuviera suficiente con una y a lo largo del disco nos deleita con ese gutural mientras mastica sus presas.

Con “The Hunter” hacían lo propio añadiendo esa frescura que comentaba al proyecto Firespawn, un tema muy Entombed, al igual que en “Godlessness” con inicio de “The Thing That Should Not Be” y ramalazo Carcass. Y la majestuosa “The Gallow’s End”, para mí el temarraco del disco, de aire Nilesco con toques groove, dando protagonismo a esos FX de guitarra que diferencian a esta banda de otras. Mismos FX que destacan en las modernas “Death and Damnation” o “Abominate” de velocidades muy diferentes donde el trabajo de las guitarras es sobresaliente, con tremolazos, arpegios (“Blind Kingdom”)  y armónicos perfectos a lo largo de todo el disco, donde también alabaré la base rítmica poderosa destacando sobremanera en la demoledora “Heathen Blood”. 


Death metal sin paliativos con excelente producción de estos deathstars suecos con ese aire de calidad a lo Morbid Angel, a ratos fresco, a ratos moderno y con final más tradicional y machacón.

No sé si “Abominate” supera “Shadow Realms” de 2015 o “The Reprobate” de 2017, pero sé que si hay guerra en el infierno quiero estar en el bando del guerrero hipermusculado llamado Firespawn.

Sello: Century Media

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *