“La Colmena” (Somas Cure) by Elros Alcarin

No me gusta y es algo muy personal, escribir críticas de discos. No me gusta y no sé hacerlo. Creo que para hacer una crítica de un disco hay que escucharlo mil quinientas veces (o más) hasta sacarle todo el sentido. Hasta conocer cada riff y cada solo, hasta sacar el máximo a las letras. 

Aún así en esta nueva etapa en Mautorland quiero traer algunas de mis “primeras impresiones” sobre trabajos de bandas que para mí son imprescindibles. 

Me he querido estrenar con “La Colmena” (Rock Estatal Records) el nuevo y esperadísimo trabajo de Somas Cure. Un disco del que hemos ido disfrutando “panales”, adelantos en estos tiempos de incertidumbre que han hecho que casi todo se ralentice. 

Somas nos fue poniendo la miel en los labios a sus incondicionales y mostrando una buena carta de presentación de lo que iba a ser el conjunto del disco 

Siempre he dicho y hablado de ello con los chicos, Somas son una banda que están en un gran momento y haciendo las cosas más que bien, con muchísimo sentido. Creciendo a cada paso. ¿En su mejor momento? No lo sé y espero que no. 

Espero que lo que les quede por llegar sea mejor que lo que ya les ha pasado, pero a mi no me cabe duda de que Somas son una de esas grandísimas bandas que tiene este país y que no son suficientemente valoradas por el “gran público”. 

Si “Eter” fue la quinta esencia que llenó espacios y que transmitía toda la energía de la banda, “La Colmena” es un más que digno sucesor.  Doce panales, el disco más largo. No hay quinto malo.  Lo supe desde que mostraron “Salto de Fe” a finales del pasado año. Hoy, con el disco al completo creo que comenzando con este tema, quieren mostrar que nos vamos a encontrar en esta colmena. Desde ese riff que da entrada a la voz limpia de Txema,  hasta el final con “El Cuerpo” una de esas historias Somas que se pegan a tu alma con su medio tiempo, el álbum es otro de esos discos que se nota que se ha trabajado con mimo en los detalles.

Tengo claro que en directo daremos un salto de fe y nos harán saltar, gritar, desgañitarnos cuando podamos volver a disfrutar de música en directo.  

Aunque la letra de “Belladona” nos diga “que no tienes porque asumir ningún riesgo” Somas los asumen y van y vienen y te llevan desde los temas más melódicos a los más brutales. La versatilidad vocal de Txema se lo permite, para mí ya lo he dicho muchas veces una de las mejores voces del panorama musical español. Las guitarras del disco me han volado la cabeza y se acoplan a los temas cortando como cuchillos o abrazándote hasta hacerte sentir las letras dentro del alma. Riffs más heavys, más tiernos, siempre limpios, siempre melódicos, siempre poderosos. Y si hablamos de poder ¿que tema tiene alma sin el poder de una base rítmica, de una batería y un bajo golpeándote el estómago?. En esta Colmena no les falta “alma” a ninguno de los cortes. La base rítmica de Somas funciona como un reloj de precisión. 

Pero además, y como muestra de su osadía, Somas, se atreve a jugar con la electrónica y lo hace con el equilibrio necesario para dar el toque necesario en cada ocasión.

¿Quieres caña? “Iglesia de Humo” o “Plaga”. ¿Quieres heavy metal? Tienes “Balas de Plata”. ¿Un himno para los directos? “Mi mejor mentira”, un tema fresco  que podría estar en cualquier lista “mainstream”  pero hay más. Hay mucho en La Colmena. Mucho, bueno y muy variado. Sea cual sea tu gusto musical encontrarás algo que te llame la atención entre estos panales.  

Y ojo hablo de “gusto musical” no de “gusto por el metal” porque el disco tiene mucho que ofrecer a un panorama lleno de ritmos latinos, voces tuneadas y letras filomachistas. Pero … vivimos en España. Incluso algún heavy “de siempre” se perderá esta joya porque el “metal moderno” no le interesa. Porque sigue anclado en los ochenta. 

Somas Cure no son una gran banda. De esas hay bastantes en la escena nacional. Somas son un grupo, uno de los mejores de nuestro metal actual. No solo musicalmente, no solo a nivel compositivo, no solo a nivel de puesta en escena, no solo por su trabajo y su forma de hacerlo. Somas son conjunto, unión, la esencia de “grupo” y eso se demuestra en este disco. ¿Uno de los mejores de este maldito año? Probablemente si.

El disco hará las delicias de los de siempre y es una gran invitación a los oídos inquietos si has vivido en una cueva y no conoces al grupo. 

Como decía en algún directo Txema “Somas son un grupo de amigos, que cada vez tiene más amigos”  Un enjambre que encontrará en esta Colmena su casa y desde luego que si te pierdes serás una abeja despistada. Quizá incluso “oveja” en lugar de “abeja”, de las que sigue el rebaño, de las que no arriesga, de las que no quiere conocer lo que realmente destaca en estos tiempos en el metal nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *