La depresión sonriente de October Tide “In Splendor Below”

Los hermanos Norman (ex-Katatonia), ahora ambos como guitarristas, no cejan en su empeño de hacer de October Tide una banda de referencia del Death/Doom y por cuarta vez como cada tres años publican disco, en esta ocasión con la ex-base rítmica de los también suecos Letters From the Colony (Johan Jönsegård al bajo y Jonas Sköld a la batería) además de su vocalista de confianza Alexander Högbom. 


Una vez finalizada la primera y gloriosa etapa del Death/Doom de los 90 by Peaceville donde está incluida su obra maestra “Rain Without End” con Jonas Renkse haciendose sombra a ellos mismos, los mejores Katatonia, además de Paradise Lost y My Dying Bride si me apuras, nos encontramos con su cuarto trabajo de la/su segunda etapa en la que modificaron la fórmula y la supieron adaptar al nuevo Death/Doom.


“In Splendor Below” da continuidad a sus tres anteriores trabajos de esta segunda etapa, pero nos trasmiten que la distimia ha mutado a bipolaridad, algo que considero positivo ya que el disco me parece que goza de una cierta y paradójica alegría. Conservan su sonido esencial nacido de la guitarra generadora de atmósferas de Fred Norman (como solo Gregor MacKintosh sabía hacerlo) y su recurrente pick slide, además del gutural subgrave de Alexander como punto de partida.

Perola potencia y agresividad de la banda ha mejorado con la nueva base rítmica ultrasincronizada, como en la decadente “I, the Polluter” donde se aprecia un portento a la batería que conduce el vagón de cabeza de la montaña rusa de emociones oscuras, como también en “Seconds” con ese doble bombo ralentizado tan de los primeros Katatonia.

La mala baba aparece en forma de pinceladas black (además del nuevo logo) en temazos como “Ögonblick av Näd” con voz Nergalizada y regusto a Opeth, un cóctel depresivo-antidepresivo junto a “Our Famine” que con los constantes cambios de tempo hacen que casi se apague la llama de la paciencia que solo aviva la base rítmica y los constantes pick slides que se clavan como agujas. 

‘Stars Starve Me” es el temazo del álbum, el ejemplo perfecto de ese Doom alegre bipolar que diferencia este disco de los anteriores, donde luchan la desesperación y la determinación.

Sirve también como ejemplo “Guide My Pulse”, de inicio alegre que pronto se vuelve fúnebre bajo el canto a lo Johan Hegg con pitch bajo.”We Died in October” y “Envy the Moon” son temas más planos y guitarreros, con voces dobladas o triplicadas sobrecogedoras.


En definitiva, un disco de contrastes Death/Doom, forjado en la oscuridad atmosférica de los primeros Katatonia que October Tide adapta a nuestra época con una producción sobresaliente y muy equilibrada de plumas y plomo.


Sello: Agonía Records

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *