La “Mayéutica” de Robe

Menuda sorpresa. Robe es culo inquieto y así lo demuestra sacar este álbum por arte de magia. Después de las polémicas con la gira de despedida de Extremoduro, lo menos que esperábamos es que nos regalara este fantástico disco.

Pongámonos en situación. En 2008, Extremoduro lanzó uno de sus mejores álbumes: “La Ley Innata”. Un trabajo experimental, innovador, que al principio fue recibido con cierta frialdad por sus seguidores, pero que con el paso del tiempo se ha consolidado cómo de lo mejorcito de su carrera discográfica. Esa obra conceptual, dividida en 6 partes, tuvo una continuación creada por Robe en 2018, una suerte de spin off en forma de álbum de música, que se plasma en este 2021 con el nombre de “Mayéutica”. El propio Robe lo explica:

 “Mayétuica es una canción concebida como una sola obra que consta de cuatro movimientos. Comienza con un interludio, que la enlaza con La Ley Innata, y acaba con una coda sin final”.

Es cierto que sin problemas, este álbum podría haber sido publicado bajo el paraguas de Extremoduro, pero Robe ha decidido finalmente ser él y su banda el que pongan la firma a este trabajo. Un disco que se empezó a grabar en 2019 y que tras la medio gira de despedida de Extremoduro y la pandemia, nace como hijo natural de todas estas circunstancias.

Un álbum que nos devuelve al Robe eléctrico, fiero, y desgarrador de Extremoduro, alejándose de la senda descrita en sus dos primeras obras en solitario. Buena culpa del nuevo sonido la tiene la incorporación del guitarrista Woody Amores, músico presente en bandas como Sínkope, o acompañando a Raimundo Amador o Jeannete. Su aportación dota de mayor envergadura rock a lo que nos quiere transmitir Robe. De todas formas el extremeño no abandona esa filosofía musical iniciada en solitario y remarcada por músicos como Álvaro Rodríguez al teclado, el violín de Carlitos Pérez, el bajo de David Lerman y la batería de Alber Fuentes.

En lo musical lo dicho anteriormente. Una oda al existencialismo rock, buscando caminos, preguntándose qué hace en este mundo, e intentando sacar rabia acumulada o simplemente cansancio ante tanta mierda que nos rodea. Una poesía llena de amor, que clama ante la ausencia de su musa y el penar que esto le produce.

Destaco “Segundo Movimiento: Mierda De Filosofía”, un corte que resume el espíritu del álbum. Magistral “bailar como una puta loca”, una frase que lo engloba todo. También quedaos con la “Coda Feliz”, un tema perfecto para cerrar un trabajo lindo y necesario.

Esperamos ver a Robe pronto en directo, ya sea con Extremoduro o sin él. La pandemia también nos ha privado de su arte, y eso es una puta mierda.

Sello: El Dromedario Records

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *