LAVIDA, positividad y energía…

Un nuevo grupo nace con fuerza dentro de la escena de rock alternativo madrileña, con una actitud tan positiva como nos transmite su música, amparada bajo el nombre de LAVIDA, y donde se resguardan músicos curtidos en mil batallas procedentes de grandes nombres como TAO TE KIN y DENIRO.

Para darle forma a su proyecto, han contado con la grabación de Carlos Santos en Sandman Studios, siendo masterizado en FS Studios de Suecia por Tony Lindgren, además de contar con la producción y mezcla por la propia banda, adquiriendo un sonido de gran calidad donde los detalles identitarios son mimados con sumo cuidado. Si a esto, añadimos dos colaboraciones de lujo, Gabriel de la Rosa de SHINOVA y Sean Marholm de DINERO, obtenemos un trabajo donde encontramos 10 canciones repletas de positivismo, de un rock elegante y muy bien planteado que dará que hablar con el tiempo; nosotros lo vamos a hacer ahora mismo.

LAVIDA, despliega positividad y energía por doquier, pero una energía no centrada en la fiereza y potencia, sino en la elegancia y unas letras actuales, sencillas pero directas, dejando de lado las metáforas ininteligibles de muchos grupos, para trasladarnos un mensaje de esperanza y lucha, como en “Mi Revolución”, “Domingos de Luz” o “La Velocidad del Tiempo”, donde su estribillo te erizará la piel si dejas que te atrape, sin duda uno de los mejores temas del trabajo. 

Y es que la voz de Emi Sánchez es muy característica y su tonalidad engancha desde la primera escucha como en “Modo Zen”, donde juega con las intensidades y se adapta a la perfección al tempo, incluso en “Hambre y Pan”, que parece un tanto extraño la melodía inicial, con cada escucha aprecias más el trabajo vocal. Pero no solo eso porque el bajo de Jhonny Sánchez tiene un gran peso en toda la composición, y en este ultima tema que menciono se aprecia lo que hablo o aun más en la funky “Estáticos”,recordando detalles a O’FUNKILLO; un puntal en cada corte. Y tomemos “Cantos de Sirena”, apreciar el trabajo de Alberto Niño Sánchez en la guitarra, muy trabajada y con matices en cada cambio de ritmo o de intensidad, muy atenuada y sin brusquedades, donde también Oscar Sánchez a la batería se desmarca.

Por último, mencionar los temas donde aparecen las dos colaboraciones vocales, “Las Distancias”, con Gabriel de la Rosa, un tema afable con un juego vocal de contrate que aumentan la calidad musical, al igual que “Funambulista”, un tema distinto al resto, con unas líneas vocales poderosas y rockeras que te harán moverte y te transmitirán mucha energía; otro de mis cortes elegidos. LAVIDA, han creado eso, vida, en un mundo musical donde es muy complicado abrirse camino, pero ellos ahora mismo lo están consiguiendo tras dos largos años de duro trabajo, en el que todo esfuerzo tiene su recompensa.

Sello: Autoproducido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *