Los álbumes de Metallica ordenados del peor al mejor

Siempre que uno afronta este tipo de listas se encuentra con la dificultad de medir algunos discos que son complicados de evaluar, sobre todo por lo alto. Los discos malos son fácilmente reconocibles, aunque como ya sabemos el libro de los gustos está en blanco. 

Supongo que cada fan o detractor de Metallica tendrá su ranking propio. No pretendemos pontificar nada, solo emitir nuestra opinión sin más. 

Aquí va la discografía de Metallica ordenados del peor álbum al mejor:

“St. Anger” (2003)

Creo que con este álbum hay casi total unanimidad. Metallica se encontraba al borde de la separación. La banda estaba atravesando la peor crisis que se le recuerda. Un Hetfield en pleno proceso de desintoxicación por sus problemas de alcohol. La salida de Jason Newsted provocó que tuvieran que buscar un nuevo bajista: Robert Trujillo. La aportación del mismo al álbum fue testimonial, apareciendo en los títulos de crédito, pero tocando el bajo Bob Rock. Lars Ulrich a la suya más entretenido en comprar cuadros que en tocar, y un Kirk Hammetttotalmente ensimismado en su mundo. 

La utilización de Ulrich en su batería de un nuevo sonido, conseguido al dejar de apretar las membranas del tambor de su instrumento, dio como consecuencia un sonido horrible que fue la seña de identidad del disco. 

Álbum sin chispa, con unos músicos perdidos al borde de la desesperación. 

“ReLoad” (1997)

En un principio se pensó que este álbum saliera a la vez que “Load” (1996), pero finalmente se decidió que se publicara por separado. Un disco que sigue la senda de la anterior obra comentada, aunque algo más flojo. Aun así guarda temas de altura como “The Memory Remains”, que realizaron junto a Marienne Faithfull, la contundente “Fuel” o la electrizante “Devil’s Dance”. Reseñar que contiene “The Unforgiven II”, segunda parte del célebre tema perteneciente al álbum negro. 

Con este álbum dan por cerrada la etapa experimental que tuvo como base influencias de blues, country y hard rock. 

“Death Magnetic” (2008)

Tras tocar el infierno con “St. Anger”, había mucha expectación por ver como Metallica resurgía de sus cenizas. Primer trabajo producido con Rick Rubin, que no supo dar en la tecla con el sonido de Metallica, y la producción dejó bastante que desear. 

Por primera vez en los títulos de crédito aparecen los cuatro componentes de la banda como compositores de las mismas. 

Un álbum que vuelve a mirar hacia el thrash, el metal, y abandona la fase edulcorada de años anteriores que los puso al borde del precipicio. Temas como “The Day ThatNever Comes” con un impresionante vídeo de promoción, “Cyanide” o “My Apocalypse”, mostraban al mundo que todavía tenían mucho que dar, aunque no fuera de sus mejores álbumes. 

“Load” (1996)

El álbum más controvertido de la banda de San Francisco. Cambio de imagen, cortes de pelo, adiós al thrash metal, nuevos estilos… en definitiva un lavado de cara que tuvo un aluvión de críticas. Sus detractores no dudaron en decir que se habían vendido a la industria de la música. Perdieron a muchos seguidores, pero a la par llegaron otros que celebraron su volantazo hacia parajes más fáciles y comestibles para el gran público. 

Con todo ello, “Load” es un gran álbum con un puñado de canciones de una calidad muy alta. Baste solo nombrar “Until It Sleeps”, “Hero Of The Day”, “Ain’t My Bitch” o la fantástica “The Oultlaw Torn”.

Un disco que ha ganado con los años y que se ha posicionado como un álbum muy completo, en el que Metallica demostró una gran madurez compositiva. 

“Hardwire… To Self-Destruct” (2016)

El último disco de Metallica es una gran obra. La banda de los cuatro jinetes de negro ha llegado a la madurez con una gran fuerza y pasión en sus composiciones. Un doble álbum que tiene de todo, y por encima de todas las cosas, un puñado de buenas canciones. 

El punto negativo de esta creación es su elevada duración, creemos que se podría haber quitado temas intrascendentes y crear un único disco que hubiera sido más potente. 

Los Metallica del siglo XXI, no son los de los años 90, pero aun guardan cosas que enseñar. Con escuchar temas como “Hardwired”, “Atlas, Rise!”, Moth Into Flame”, Halo On Fire” o “Spit Out The Bone” nos demostraron que hoy por hoy son los reyes del metal sin discusión. 

“Metallica (Black Album)” (1991)

Comenzamos con las obras maestras de Hetfield y cía. Metallica comienza a abandonar su estilo thrash metal, para adentrarse en sonidos más “heavys”, metal y derivados. La intervención del productor Bob Rock fue definitiva para ello. Ulrich al escuchar el disco de MötleyCrüe “Dr. Feelgood” del que era productor, se enamoró de su sonido y lo quiso para este álbum. 

Metallica lanza como primer single “Enter Sandman” y la historia del grupo da un giro de 180 grados. Nunca en la historia una banda de metal había llegado tan alto. De la noche a la mañana todo el mundo los quiere imitar, se convierten en el abanderado del metal mundial, rompiendo moldes y haciendo que sus seguidores provengan de géneros musicales dispares. La era Metallica comienza a reinar. 

Culpa de todo esto la tienen temas tan increíbles como: “Sab But True”, “The Unforgiven”, “Nothing ElseMatters”, “My Friend Of Misery” o “Of Wolf And Man”.

Nada volvió a ser igual para ellos tras este álbum. 

“…And Justice For All” (1988)

Primer álbum tras la muerte de Cliff Burton. Una obra que nace desde el dolor más profundo de la banda por la desaparición de su amigo. Ingresa Jason Newsted en la formación aunque su aportación al álbum es nula. Ulrich crea un disco sin sonido de bajo, todo suena orgánico, descarnado, a tumba abierta. 

Metallica comienza a abrirse de manera masiva filmado su primer video clip con su obra maestra “One”; por un tema como este se le puede considerar obra maestra a todo un disco. A parte de una canción tan increíble nosencontramos otros temas de una calidad incuestionable: “Harvester Of Sorrow”, “Blackened” o la maravillosa “Dyers Eve”.

Metallica comenzaba un nuevo camino, aunque ellos todavía no tenían la percepción de que en pocos años todo cambiaría. 

“Kill ‘Em All” (1983)

Uno de los mejores debuts de toda la historia no solo del metal, si no del rock en general. Cuatro chicos de San Francisco, se deciden a crear un disco en el que sumando sus inquietudes son capaces de crear o como poco poner la base de un nuevo género musical: thrash metal. 

Comienzos con un line up titubeante, recordemos que se encontraba Dave Mustaine entre ellos, crean un álbum de espíritu punk, pero a la vez con la fuerza del metal corriendo por los  surcos de este trabajo tan lúcido. 

Temas que ya son historia de nuestro rollo como “Motorbreath”, “Whiplash”, “Seek And Destroy” “Metal Milita” o “(Anesthesia) Pulling Teeth”, creado por Cliff Burton, los ponían en el mapa del metal mundial, y dio el pistoletazo de salida a la leyenda. 

“Ride The Ligthning” (1984)

Podía ser el primero de esta lista, este álbum junto con “Master Of Puppets” son el santo grial del thrash metal. “Ride” es una obra maestra de cabo  a rabo, en el que ya se empieza a vislumbrar la genialidad de Burton, tanto componiendo como tratando a su bajo. La banda ya comienza a trascender el propio estilo que había creado, introduciendo pasajes acústicos, instrumentales, todo ello aderezado con el poder más absoluto del metal. 

Cortes de la talla de “Creeping Death”, “For Whom TheBells Tolls”, “Ride The Lightning” o “The Call Of Ktulu” situaron en tiempo record a Metallica en la cima del thrashmetal mundial.

“Master Of Puppets” (1986)

Obra maestra absoluta. Diez sobre diez. El álbum que hizo de Metallica una leyenda. 8 temas perfectos, increíbles, sencillamente fuera de serie. Desde el comienzo con “Battery” todo es una oda a la creación de metal más increíble de todos los tiempos. Estamos no solo ante el mejor álbum de Metallica, si no ante uno de los mejores de la historia del rock. 

Si alguien es capaz de crear temas como: “Master Of Puppets”, “Welcome Home (Sanitarium)”, “LeperMessiah” u “Orion” es que está tocado por los dioses. 

Burton se estaba convirtiendo en el líder y cerebro de la banda. Sus aportaciones cada vez eran mayores, y cada vez impregnaba más  a Ulrich y Hetfield de su alto nivel compositivo. Solo la mala suerte pudo con el genio de Cliff Burton. 

Metallica tras este álbum ya estaba preparada para reinar.


2 Replies to “Los álbumes de Metallica ordenados del peor al mejor”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *